Por Javiera González Ruiz
20 febrero, 2019

Sus primeros dos hijos también fueron concebidos mientras tomaba la píldora.

En una primera cita todos planeamos pasarlo bien. Sin duda habrá oportunidad para conocerse, comer algo delicioso y pasar un buen rato. Sin embargo, a veces una cosa lleva a la otra y puede que ocurra algo más que un beso…

Pero lo cierto es que nadie en el mundo espera embarazarse luego de un primer encuentro.

Pero sucede.

Hannah Donaghue fue uno de esos casos. Y es que parece que con ella las píldoras anticonceptivas no parecían funcionar a la perfección, pues años antes había sido madre dos veces sin planearlo, aún cuando se cuidaba con anticonceptivas. 

Y esta última cita, no fue diferente.

Lucy LaingDe acuerdo a su testimonio, cuando tenía 18 y vivía con su novio en un pequeño apartamento, se enteró de que serían padres mientras se cuidaban con la píldora. Si bien tuvieron a su primera hija, Megan, de ahora 10 años, pronto cambió la píldora para asegurarse de que otra funcionara bien y la tomó sagradamente a la misma hora… todo para que no volvieran a tener otro hijo siendo tan jóvenes.

Sin embargo, lo único que consiguió fue que comenzara a crecer en su vientre Charlie, su hijo de ahora 8 años.

Lucy Laing

Por suerte su familia la apoyó y se mantuvo atenta a todo su embarazo. Y una vez que dio a luz a su bebé, inmediatamente cambió de método anticonceptivo al implante, pues no quería volver a correr riesgos, sin embargo 8 años después comenzó a tener problemas y volvió a tomar la píldora.

Para ese entonces ya se había separado de su novio y no pensaba conocer a nadie más por el momento, según contó… pero una noche se encontró con un antiguo conocido en una fiesta y terminó pasando la noche con él.

Lucy Laing

Todo iba bien hasta entonces, su periodo llego como de costumbre, pero luego… «dos semanas después, me desperté sintiendo algo mojado en la parte de abajo de mi pijama. Miré hacia abajo y había sangre por todas partes».

Inmediatamente fue al hospital y le dijeron que podía estar embarazada. Ella llamó a Ben, su conocido con quien había pasado la noche, y él llegó inmediatamente. Entonces, el ultrasonido reveló el misterio: había 3 corazones latiendo en el vientre de Hannah.

Gary Roberts Photography

«No podía creerlo, y tampoco Ben. Yo ni siquiera había esperado quedarme embarazada de un bebé otra vez, y mucho menos de tres» recordó la mujer.

Ben, por su parte, se lo tomó de la mejor manera y bromeó con que necesitarían una limusina para llevar a toda la familia. Y para quienes tienen dudas de su rol como padre, sí, él quiso quedarse con Hannah e incluso se mudó a su casa mientras comenzaban una relación.

Así que para la semana 32, cuando las dos niñas y un niño nacieron, él se mantuvo a su lado.

Lucy Laing

Ahora esperamos que Hannah se rinda con la píldora de una vez.

Puede interesarte