Era algo de otro planeta.

La espera de un hijo debe ser uno de los momentos más felices para una mujer, como la joven de esta historia que esperaba feliz la llegada de sus gemelos. Sammi Edes de Melbourne en Australia le costaba procesar que dentro de ella, latían dos pequeños corazones que muy pronto serían fuertes y muy saludables.

Un día, Sammi asistió a un control de rutina; ahí le dijeron que en vez de dos bebés, estaba esperando la llegada de uno más: era un embarazo triple.

Caters News Agency

Un embarazo triple e idéntico es algo bastante poco común por lo que esta mujer de 29 años se sentía bendecida con la llegada de sus bebés, pero en la semana 20 de embarazo, el cuerpo médico a cargo de su caso le pidió terminar con la vida de uno de sus hijos

Los doctores querían que abortara a Thomas, el gemelo más débil de los tres, ¿la razón? Era el que menos nutrientes recibía de la placenta.

El cuerpo médico descubrió una asombrosa forma de visualizar lo que estaba pasando con la placenta de los bebés: la tiñeron con diferentes tonalidades; a través de este proceso pudieron mostrarle a la madre la diferencia entre la placenta de Geoffry y Hunter (los gemelos más grandes) y la de Thomas (el más pequeñito).

Caters News Agency

A pesar de todo, esta madre decidió seguir adelante con el embarazo de sus trillizos:

Que igualmente nacieron prematuros, pero fuertes y sanos.

Caters News Agency

Aunque tuvieron que pasar más tiempo en el hospital.

Caters News Agency

Mira un reporte de este asombroso caso aquí:

¿Habías visto un caso como este?

 

Te puede interesar