Por Catalina Yob
17 octubre, 2017

A pesar de lo desagradable que se torne, no hay realmente nada que puedas hacer para evitarlo.

Vellos, baños inundados, fluidos corporales y residuos de otras personas son sólo algunos de los perturbadores y desagradables elementos que pueden ser encontrados por quienes asisten con regularidad a una piscina o simplemente por quienes disfrutan nadar, especialmente las mujeres quienes deben lidiar con la acumulación de cabellos en el piso de la piscina. 

A pesar de las precauciones que se tomen y los múltiples esfuerzos por evitar aquellas situaciones desagradables, no hay realmente nada que pueda hacerse al respecto. Testimonios provenientes de mujeres que deben afrontar con dichos inconvenientes, aseguran que aún cuando tomen las precauciones suficientes, la mayoría de las veces deben soportar con estas 9 situaciones que se repiten cada vez que se ponen el traje de baño.

1. Cambiarse de ropa en un baño prácticamente inundado y lleno de cabellos ajenos:

Mara Parra/ Upsocl

2. Cuando te das cuenta que no secaste apropiadamente tu toalla, por lo que está húmeda y expele malos olores:

Mara Parra/ Upsocl

3. Cuando en medio del nado tocas por casualidad una pierna peluda:

Mara Parra/ Upsocl

4. Notar que alguien tiene calcetines para verrugas al interior de la piscina:

Mara Parra/ Upsocl

5. Tragar un litro de agua al intentar respirar:

Mara Parra/ Upsocl

6. Producir enormes cantidades de moco que caen mientras nadas:

Mara Parra/ Upsocl

7. Cuando te sacas la gorra de baño y éste se lleva la mitad de tu cabello:

Mara Parra/ Upsocl

8. Encontrar la bandita de otra persona flotando por la persona:

Mara Parra/ Upsocl

9. Cuando te vistes y te das cuenta que tienes las marcas de los lentes y la gorra de baño:

Mara Parra/ Upsocl

Puede interesarte