Por Antonio Rosselot
8 noviembre, 2017

Nunca sabes lo que tienes hasta que lo ves puesto en tu hermana.

Todos quienes tenemos hermanos sabemos lo complicados que pueden ser ellos, y por lo tanto, lo complicados que podemos llegar a ser nosotros también. Es cosa de que haya un detalle mínimo que haga explotar la relación, comenzando así con discusiones y peleas que rara vez tienen sentido. Pero finalmente, todo se arregla. Total, hay sangre e historia en común corriendo por nuestras venas.

Hablando de peleas sin sentido, les presentamos a Trinity Hartman (16) y Jordan Torstenson (12), dos hermanas de Arizona, que fueron furor en internet debido a una de sus entretenidas-pero-irrelevantes discusiones. Y ambas lo asumieron así, porque sabían que después se iban a volver a querer.

Trinity Hartman

Les dejamos el detalle de la discusión. Identificaremos a Trinity con una ‘T’ y a Jordan con una ‘J’, evidentemente:

Trinity Hartman

T: ¿Me prestarías tus calzas deportivas?

J: No, ni siquiera sé dónde están.


Trinity Hartman

J: Probablemente tú las tomaste.

T: Si las hubiese tomado, no te estaría pidiendo que me las prestes. Para.

J: Bueno, revisaste todo mi maquillaje, así que no entres más a mi cuarto a sacarme cosas.

T: No, no lo hice. Estás mintiendo.


Trinity Hartman

J: O tendré que entrar a tu cuarto y sacar cosas sin preguntarte.

T: Tengo mi propio maquillaje, Y SÍ, SÍ ENTRASTE. MI MAQUILLAJE DE BASE ESTÁ EN TU CUARTO…ME PREGUNTO CÓMO LLEGÓ PARA ALLÁ.


Trinity Hartman

J: Y no, no estoy mintiendo. Mi maquillaje apareció en otro lado, y cuando llegué a casa estaba abierto.

T: Bueno, no fui yo.

J: ¿Y cómo lo sabrías? OH, ESPERA. ES PORQUE SIEMPRE REVISAS TODAS MIS COSAS.

T: ¡ESTABA BUSCANDO MIS COSAS! ¡MI BASE!


 

Trinity Hartman

J: ME DA IGUAL, NO TE METAS MÁS EN MIS COSAS.

T: NO ME SAQUES MÁS COSAS.

J: ENTONCES TÚ NO ME SAQUES MÁS COSAS.


Sin duda, una pelea descarnada entre dos hermanas. Pero el final de la discusión es la guinda de la torta:

Trinity Hartman

J: ¿Quieres ir al cine hoy?

T: Sí.

Así de simple. El final perfecto para una discusión irrelevante, pero con la cual todos nos identificamos.

Trinity comentó en una entrevista que nunca podría enojarse de verdad con su hermana. “Incluso cuando estoy furiosa con ella, siempre la apoyaré. Ella es mi mejor amiga ‘de fábrica’. Realmente nos queremos mucho”, cuenta la chica.

Pero el asunto no se acabó ahí. Una vez que se viralizaron las capturas de pantalla en Twitter, apareció un montón de usuarios mostrando al mundo sus propias discusiones con sus hermanos. Y varias de ellas son igual de geniales que la de Trinity y Jordan:

1. Katie vs Abby

Twitter / @abby_herrington

“Mi maquillaje se desparramó por todo el baño, gracias por arruinarme la mañana, Abby. Sólo porque sabías que yo iba a usar esos pantalones. Y te deseo buena suerte tratando de buscar ropa que no sea mía en las mañanas, porque vas a tener que empezar a usar tus propias cosas. Esta es la última vez (…) NO PUEDO CREER QUE TE HAYAS LLEVADO MI ÚNICO TRAJE DE BAÑO, JÓDETEEEEEEEEEE, JÓDETE, JÓDETE, JÓDETE, JÓ-DE-TE. ADIÓS”.


2. Kathryn vs Maddy

Twitter / @maddy1497

M: “Ordené una playera por internet, pero no me llegará a tiempo…¿puedo usar la tuya? Por favor, Kathryn”.

K: “Si la manchas, rompes, pierdes, prestas a alguien más, o la estiras al punto de que no puedo ponérmela, me tendrás que comprar una playera nueva. Es mi playera favorita. Sólo la puedes conseguir en Brandi Melville en California, así que si la echas a perder, tú o alguien más me la tendrá que reponer. ¡NO ESTOY BROMEANDO! Y te juro por Dios, Maddy, si pasa algo de esto o veo a alguien usándola, voy a (…)”


3. Katie vs Sam

K: “@sammazzare quiere ir a un juego de básquetbol conmigo. LOL”

S: “Ni siquiera sé si me queda algo de ropa en casa…”

K: “Sí, ¡Sólo que está en mi cuarto y no en el tuyo!”


4. Leah vs Hailey

Twitter / @LeahZitzke

L: “No te dije nada. Y siempre te dejo usar mi ropa, entonces no es justo”.

H: “No.”

L: “¿Por qué, Hailey? Nunca fui agresiva, ni siquiera te estaba hablando.”

H: “No tengo el jodido ánimo para esto. Sólo deténte”.

L: “Entonces sólo déjame usarlo, considerando que yo te dejo usar lo que tú quieras. Cuando no tienes lo que quieres, haces exactamente lo mismo y eres agresiva hasta que te lo presto. Esta calle va para ambos sentidos”.

H: “No, no es así. Pero está bien, no discutiré más.”

L: “Por favor, déjame usarlo. No fui para nada agresiva, sólo decía que te iba a preguntar”.

Ahhh, las peleas familiares. Y pensar que hay varios hermanos que siguen discutiendo por esas cosas hasta que están grandecitos…

No te lo pierdas