Por Josefina Pizarro
11 enero, 2018

Doña Silvita no ha dejado de llorar después de ver esto.

Sé que a todos nos ha pasado, pero de pronto nos entran unas enormes ganas de molestar a nuestras parejas. Oh sí, no nieguen con la cabeza, pues lo hemos hecho, y mientras no dañe física o psicológicamente a la otra persona, es hasta sano jugar bromas. Esta chica intentó jugarle una a su novio, pero todo se le dio vuelta de un segundo a otro. No contaba con su astucia

1.

WhatsApp

2.

WhatsApp

3.

WhatsApp

4.

WhatsApp

5.

WhatsApp

6.

WhatsApp

7.

WhatsApp

8.

WhatsApp

9.

WhatsApp

10.

WhatsApp

11.

WhatsApp

12.

WhatsApp

Puede interesarte