Por Daniela Morano
5 abril, 2018

Menos mal llegó su hija al rescate.

Todos en algún momento hemos ido de compras sólo para darnos cuenta al llegar a casa que compramos algo que no queríamos o el sabor equivocado o el color equivocado, etc. O peor aún es cuando compramos online y lo que recibimos no es lo que mostraba la imagen. Marie Stent compró una cubierta de inodoro por $55 dólares en  el sitio web de IKEA. Según el sitio, la cubierta era blanca, pero cuando llegó el paquete, resultó ser azul.

Terrible, lo sabemos. Muchos quizás diríamos “bueno, no importa” y continuaríamos con nuestras vidas o quizás haríamos lo lógico y contactaríamos al proveedor.

Pero Marie no. Estaba furiosa cuando vio que era azul. Sin embargo la historia no termina acá.

Amber, su hija, compartió en Twitter su historia donde afirmó que su mamá al parecer es un tanto impaciente, pues no notó que la cubierta se veía azul por un plástico que había sobre ella.

“Mi mamá compró esta cubierta de $55 dólares en ikea, llega a casa y se altera porque es azul y botó la boleta…después de 30 minutos intentando aceptar la idea de tener una cubierta azul, llego a casa y leo la etiqueta”.

El tweet se hizo viral, siendo compartido más de 33 mil veces y Amber agregó que:

“¿Quién se habría imaginado que una cubierta causaría tanto revuelo?”.

Si tan solo Marie hubiese leído, se habría ahorrado 30 minutos de sufrimiento. Y no fue la única, ya que como es posible ver en los comentarios, varias personas aseguraron que les ocurrió exactamente lo mismo.

Menos mal fue sólo un malentendido, ¿no? Terrible sería tener que sentarse en un inodoro azul.

Puede interesarte