¡Pobres chicas! Yo no sabría si llorar de la risa… ¡o romper con él!

No sé como será para ustedes, pero cuando a mí me preguntan qué es lo más me gusta de los hombres, entre las primeras características que enumero está que me hagan reír. Claro que valoro mucho la inteligencia, pero deben saber usarla para ser una compañía divertida… nada de aburrida ni rutinaria.

Pero me trago mis propias palabras cuando el humor es a costa mía. Así que no se sientan mal si sus novios suelen hacerles bromas, no son las únicas. Al parecer somos varias los blancos de chistes de los hombres y aunque en el momento queramos enojarnos, sabemos que al final reiremos a carcajadas con ellos. 

Estos 15 hombres son el mejor ejemplo de eso:

1. ¿Es en serio? ¿Tanto trabajo para una broma?

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

2. No creo que la de este haya salido muy bien…

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

3. ¿Interrumpir así una selfie? Creo que fuiste demasiado lejos…

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

4. No sé que tanto habrá reído ella…

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

5. “Amor, es un importante día para mi auto también”

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

6. Debemos ayudarnos el uno al otro, ¿no?

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

7. Es importante nunca perder nuestro niño interno…

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

8. Oh no, no dijiste eso…

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

 


9. Ja ja… muy creativo

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

10. “No dormirás en la casa hasta que digas que tengo la razón”… pues, bueno

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

11. No me enojaré contigo… sólo porque trajiste pizza

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

12. Ups, a mí también me ha pasado

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

13. Cuando te pide ayuda en el trabajo… y tú quieres dormirla. ¡Muy mala idea!

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

14. ¡Éste hasta utilizó pruebas!


15. Y finalmente: prioridades son prioridades

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

¿Y tú? ¿Crees que fueron demasiado lejos?

Te puede interesar