Por Josefina Pizarro
27 septiembre, 2017

“¡¡No dejes que mamá lo vea!!”, le dijo su hermano.

Conozco muchas personas que son fanáticas por sus mascotas y harían todo por ellas. Sí, me incluyo entre ellos, y es que ¡las amamos tanto! Este chico, en un acto de amor profundo por su perro se hizo el mismo tatuaje que él y se lo mostró a su hermano. Segundos después, se da cuenta del “terrible” error que cometió. Al menos podrá reírse y contarlo como una anécdota, ¿no?

A veces simplemente tenemos ideas que pueden resultar buenas en nuestra cabeza, pero en práctica nos damos cuenta del terrible error que cometimos.

Al igual que cuando éramos niños y pensamos que estábamos ayudando a nuestra madre lavando los trastos con la manguera del jardín. O cuando tratamos de ahorrar unos cuantos dólares cortándonos el cabello nosotros mismos. Sí, ese tipo de ideas son las que me estoy refiriendo.

Este tipo aprendió esto de primera mano cuando trató de que hacer que su perro adoptivo, “Bear”, se sintiera mejor con un tatuaje que recibió de sus “abusivos” propietarios anteriores.

“Todo listo”.

imgur

Parece un gesto amable, ¿no? claro, su perro probablemente no sabrá que tiene el mismo símbolo que su amo tiene en su brazo, pero en su vientre. La intención es lo que cuenta.

Rápidamente descubrió que el tatuaje del can no era un tatuaje común y corriente. Era un tatuaje muy específico.

imgur

En realidad, es para que los veterinarios y las personas sepan que está castrado. El chico supo esto después de hacerse el tatuaje.

imgur

Sólo me puedo imaginar las bromas que le harán cuando sepan que significa “castrado”.

Al menos tendrá una buena historia que contar, ¿no? y, al final, puede taparlo con otro tatuaje encima. Espero que lo busque y piense mejor para la próxima vez.

Puede interesarte