Por Ghalia Naim
31 mayo, 2017

No todas queremos usar vestidos rosados.

Es cierto que hombres y mujeres somos diferentes en varios aspectos, pero no necesariamente debemos hacer de estas distinciones líneas marcadas con fuego. Lamentablemente, y a pesar de estar en el siglo XXI, lo que «debe» o no hacer una chica o un chico parece estar más que preestablecido, y un ejemplo clave de ello es la vestimenta.

¿Por qué un niño no puede usar vestido? ¿Por qué una niña se ve mejor con vestido?

Esta claro que todos tenemos el derecho de elegir las prendas que cubren nuestro cuerpo, pero nadie debería estar obligado a usar algo solo porque «es de su género»

Sharon Choski, de Estados Unidos, es una madre que decidió revelarse contra el sistema de la moda y creó su propia línea de ropa para niñas usando como principio únicamente la comodidad.

Todo comenzó cuando su hija Maya no quiso usar ropa color pastel o con brillantinas, entonces, se percató de las grandes fallas en la vestuario femenino. Todas las prendas seguían un patrón de color, textura y tamaño; todo era rosado, brillante y corto, ¿por qué? Maya no podía trepar árboles ni jugar libremente debido a las limitaciones de su ropa, por ejemplo, los shorts y playeras siempre eran más pequeñas…

«Definitivamente hay más de una manera de ser niña que no implica estar siempre de rosa o llena de destellos».

(Algo como esto…)

A post shared by Марат Ибрагимов (@marat_vsem_rad) on

En 2013, Choski inició su marca inspirada en su hija y su sobrina Grace, llamada Girls Will Be, cuyas medidas están pensadas para la comodidad de las niñas sin ninguna clase de estereotipo.

«Estamos en una sociedad en donde la niñas se sienten presionadas a ser delgadas y lucir de cierta manera. Cuando la ropa es tan pequeña, agregas aún más presión porque deja al descubierto varias zonas».

La ropa es de género neutro, así que los chicos también la pueden usar y por ahora sólo está disponible a través de la página y en pequeñas tiendas.

El sueño de Choski es lograr ejercer suficiente presión como para que la moda a nivel mundial cambie y deje que los niños crezcan libres de estereotipos y prejuicios.

Excelente iniciativa, ¿no?

¿Qué dicen ustedes?

Puede interesarte