Por Camila Cáceres
5 enero, 2017

Es tan adorable como desafortunado.

El pobre Oso Blanco de Mitsubishis Oso Blanco de Minnesota sólo quería hacer su trabajo y vender autos, pero el material de su traje y el hielo provocaron un efecto que personalmente me parece EL MEJOR. Soy de esas personas que sufren terriblemente de pena ajena, así que rara vez me puedo reír de los accidentes de alguien más, pero los bloopers de este comercial de autos son como una obra de arte.

Los Tres Chiflados estarían orgullosos.

Fue publicado por la empresa justo antes de año nuevo y ya tiene casi 1 millón de visitas.

El video incluye también el dueño de Mitsubishis Oso Blanco, Richard Herod, y a la mascota de los Golden Gopher, el equipo local de hockey.

¿Cómo será el comercial completo?

Puede interesarte