Por Francisca García
31 agosto, 2017

Nunca, nunca tomes el carro que está vacío.

Tomar el transporte público puede ser una experiencia tremendamente terrorífica cuando es tu primera vez, aún más si ni si quiera naciste en la ciudad y por lo tanto nadie te explicó cómo funcionaba. Hay un millón de recorridos que tener en mente y personas estresadas y muy extrañas en todas partes.

La ilustradora Karina Farek sabe exactamente cómo se siente, y también sabe que hay grandes diferencias entre el día 1 y el día 101 de usar el transporte público.

¡Y nos sentimos muy identificados! Porque la sabiduría te la da la experiencia, y al día 101, la experiencia se nota.

1.

Karina Farek

2.

Karina Farek

3.

Karina Farek

4.

Karina Farek

5.

Karina Farek

Luego de haber pasado por esos momentos, ya hasta nos agrada andar en el metro o el bus. Porque al final uno se acostumbra a todo, y de a poco el transporte público pasa a ser tu hogar lejos del hogar.

Puede interesarte