Por Fernanda Peña
29 marzo, 2017

«Recogí a esta chica para dejarla en lo que parecía una ‘dick appointment’, (cita para follar) y la ‘dick appointment’ era justo en la casa de mi novio».

Nadie dijo que conducir en Uber fuera fácil, y esta mujer en Estados Unidos lo comprobó por su cuenta. Historias a bordo hay muchas, pero sin duda la siguiente es una de las más impactantes: esta conductora aceptó un servicio y en el camino se dio cuenta de que estaba llevando a la amante de su novio.

Terminó contando lo ocurrido, en breves e hilarantes tuits, que pronto se hicieron virales. Esta es la historia:

«Conduzco para Uber y esa es la razón por la que recogí esta chica para dejarla en lo que parecía una ‘dick appointment‘ (cita para follar), y la dick appointment era justo en la casa de mi hombre».

«Ella había puesto la dirección del condominio, mas no el número del departamento… OMG».

«En el camino comenzó a contarme acerca de ella y le dejé tomarse la botella de agua que traía detrás de mi asiento».

«Mi hombre me había dicho que se iba a Nueva York a ver a su mamá porque estaba en el hospital. Incluso había preparado su equipaje, y me quedé con él la noche anterior».

«Nos separamos esta mañana en su departamento, él se fue en su carro, yo en el mío. Incluso condujo como en dirección hacia el aeropuerto».

«Y como una hora después yo recogí esta chica en el aeropuerto que había puesto la dirección del mismo condominio en el GPS y dijo que estaba aquí de visita».

«Me dijo que su novio y ella estaban muy entusiasmados porque no se habían visto y bal bla bla. Yo le conté que mi hombre acababa de irse de la ciudad».

Y al llegar…

«Como sea, llegamos a la puerta del condominio y dije ‘bueno, mi hombre vive justo aquí'».

«Ella estaba recibiendo el número del departamento por mensaje de texto mientras yo comentaba lo de mi novio y conduje hacia la reja que estaba abierta, aunque era en realidad una salida».

«Luego me dijo ‘ok, tengo el número’, y estábamos buscando el correcto mientras recorríamos los edificios».

«Sentí un vacío en el estómago cuando vi que nos acercábamos a un departamento que me era familiar, y vi el carro de mi novio estacionado justo afuera. A este punto estaba como que… (meme)».

«Y casi me muero cuando me dijo ‘Yo creo que aquí es, éste es su auto :(«.

El tipo hasta había empacado sus maletas para el supuesto viaje, todo estaba fríamente calculado.

«Pues este tipo había empacado aire en su equipaje…».

Y Msixelaa tenía razón. Su cliente de Uber era la amante de su novio.

«En seguida su culo salió de la casa para ayudar con el equipaje de ella y se me salió el diablo como diciendo  ‘Ahora estás muerto’. Y corrió».

Pero las cosas no se iban a quedar así. Claro que hubo confrontación…

«Cuando comencé a golpearlo esta mujer tan protectora decidió velar por «nuestro hombre» y comenzó a golpearme la perra esta«.

«El maldito no pudo echarme antes de que comenzara a golpearlo. Intentó dejarnos a las dos afuera LOL, qué triste».

Al final, Msixelaa se subió a su auto y se largó del lugar, pero todos olvidaron un gran detalle… las maletas de la mujer seguían en el auto.

«Como sea, ésa es la razón por la que tengo nuevo equipaje».

Y… la venganza es dulce:

@Misixelaa

«Cuál equipaje? ¿Hablas de estas gafas? Están buenas, ¿Las compraste tú, también?

Chao, deja de escribirme».

«Sólo espero que me deje cinco estrellas por el agua embotellada y porque la dejé usar mi cable auxiliar».

-dijo riéndose al final de todo.-

Historias de Uber.

Puede interesarte