Por Catalina Yob
31 julio, 2017

“La maestra le preguntaba a mi hermano ‘¿qué carrera quieres estudiar?’ Pero a mí me preguntaba ‘¿con qué tipo de hombre te quieres casar?'”.

Desde el primer minuto en que Barack Obama asumió como el flamante presidente de Estados Unidos, su esposa Michelle logró llamar por completo la atención de la población estadounidense. Su carisma, inteligencia y cercanía con la gente permitió, entre otras cosas, ser una de las primeras damas más influyentes en la historia de una de las potencias mundiales más relevantes.

Además del carisma inherente que exhibió durante los dos mandatos presidenciales, Michelle se preocupó de la educación y de la vida saludable. Dos elementos que cobran real importancia en un país como en Estados Unidos, en donde los niveles de obesidad infantil son los más altos en el mundo.

De la misma forma, impulsó el empoderamiento de las mujeres, consignando que la educación es la única herramienta para el éxito y la felicidad, dejando completamente fuera los estándares de belleza y aquella fatídica enseñanza que alude a que las mujeres no son buenas en áreas como la matemática o la ciencia. 

A pesar de que la comunidad debió despedirse de ella como primera dama, no cabe duda alguna que desde cualquier lugar que ocupe en el mundo, estará influyendo a la comunidad. A continuación te mostramos algunas de sus frases más inspiradoras y brillantes.

1.”Si trabajas duro, si obtienes una buena educación, todo es posible, de eso es lo que se trata el sueño americano”.


2. “Quiero que nuestros jóvenes sepan que ellos importan. No tengan miedo. Sean centrados, decididos, empoderados, con buena educación… Estaré con ustedes el resto de mi vida”.


3. “Si tú o tus padres son inmigrantes, eres parte de una orgullosa tradición estadounidense que nos ha hecho el país más grande en la tierra”.


4. “Ya sea que eres musulmán, cristiano, judío, hindú, sikh, estas religiones enseñan a nuestros jóvenes sobre justicia y compasión y honestidad. Así que quiero que nuestros jóvenes sigan aprendiendo y practicando esos valores con orgullo. Nuestra gloriosa diversidad de creencias, colores y credos no es una amenaza para nosotros, nos hace quienes somos”.



5. “La maestra le preguntaba a mi hermano ‘¿qué carrera quieres estudiar?’ pero a mí me preguntaba ‘¿con qué tipo de hombre te quieres casar?'”.


6. “Si mi futuro hubiera dependido de mi desempeño en un examen estandarizado, yo no estaría aquí, te lo garantizo”.


7. “Nunca dejes que nadie te haga sentir que no importas, o como si no tuvieras un lugar en nuestra historia americana. Sí lo tienes”.


8. “Estoy aquí hoy porque quiero darles un mundo mejor; un mundo donde tendrán las oportunidades con las que nosotras y nuestras madres y abuelas solo pudimos soñar.”.



9. “Una de las lecciones con las que yo crecí fue permanecer siempre fiel a mí misma y no dejar que lo que otra persona dijera me distrajera de mis objetivos. Por eso, cuando escucho hablar de ataques negativos y falsos hacia mí intento no invertir nada de energía en ellos, porque sé lo que soy”.


10. “Todas y cada una de ustedes pueden ser líderes y apoyar a otras para lograrlo”.


11. “El problema es cuando la materia de la diversión se convierte en hábito. Y creo que eso es lo que ha ocurrido en nuestra cultura. Comida rápida se ha convertido en la comida diaria”.


12. “Los hombres fuertes no necesitan poner abajo a las mujeres para sentirse poderosos”.

Puede interesarte