Por Javiera Spröhnle
15 marzo, 2017

¿Armar tu horario y dejarte un día libre?

Cada etapa de la vida es un ciclo y mientras hay algunos que nos cuesta un montón cerrarlos, hay otros de los que saldríamos corriendo a toda velocidad. En mi caso es la etapa escolar, creo que jamás volvería a esa… tengo mis razones. Pero, con la universidad ha sido una experiencia totalmente diferente y ya me va quedando tan poquito para terminarla que no puedo cerrarla sin antes compartir por qué la etapa universitaria es la mejor de tu vida:

1. Por fin estás estudiando algo que te interesa completamente

Pinterest

Bueno, aquí igual juega un rol importante el factor “elegir bien”. Si te has dado el tiempo de conocerte a ti mismo y buscar aquella profesión con la que tengas más afinidad y con la que serás bastante feliz ejerciéndola el día de mañana, entonces probablemente amarás la universidad. Sí, claro, obviamente que tendrás algunas asignaturas que detestarás, ¡si no todo es perfecto en la vida! Pero entre suma y resta, estarás encantado.


2. Muchas horas libres

Pinterest

Probablemente si aún estás estudiando, creerás que estoy loca por decir eso. Pero, te invito a trabajar por un par de meses y te darás cuenta de que tengo razón. Por más que sea agotador tener que repasar alguna materia el fin de semana porque el lunes tienes evaluación, créeme que no hay nada más exquisito que tener esas ventanas entre asignaturas, en las que si son lo suficientemente largas te puedes ir a tu casa a dormir o bien quedarte en el pasto, debajo de un árbol conversando con tus amigos de la universidad (en el trabajo esa opción no existe, piénsalo).


3. Vacaciones eternas

Pinterest

Digo, ¿un mes en invierno y dos meses en verano? suena PER-FEC-TO. Disfrútalo, porque cuando entres a trabajar la palabras “meses” en el tópico “vacaciones”, la escucharás sólo en algún buen chiste de algún compañero de oficina.


4. ¿Te sientes mal? Pues simplemente no vayas a clases

Pinterest

Aunque muchos profesores exigen un porcentaje de asistencia, en la universidad aún hay algo de diálogo y si le escribes a tu maestro explicándole lo mál que amaneciste, probablemente, lo entenderá. Cuando estés trabajando, olvídate de la fiebre, gripes o problemas… trabajo es trabajo y si te ausentas demasiado, probablemente te despedirán.


5. El día feriado cae martes, así que te tomas el lunes también

Pinterest

Total, probablemente ninguno de tus compañeros llegue a clases ese día y nadie te echará de la universidad por no llegar a una clase. De nuevo, lo mismo que en el punto anterior. Si no te apareces en la oficina, tu jefe lo notará y no quieres saber lo que pasará después de eso…


6. Puedes armar tu horario y si tienes suerte, incluso dejarte un día libre

Pinterest

Y en esto me quiero detener: ¡qué placer! Puedes elegir tus secciones, tus profesores, los horarios en los que irás a clases… y si bien a veces no hay demasiada oferta o te toca la mala suerte de que ese ramo no tiene otro horario que el viernes de 18:30 a 20:30… de todas formas siempre existe la opción de que algún día de la semana puedas entrar a clases a las 12 del día y si tienes buena suerte, incluso te puedes dejar un día libre… y eso, no lo podías hacer ni en el colegio ni lo podrás hacer en el trabajo, lo siento, un punto para la universidad.


7. Viajes, viajes y más viajes

Pinterest

Ya no eres un niño como en el colegio y aún no tienes las responsabilidades de un adulto. Pero, tienes las vacaciones de un niño de colegio y la capacidad de trabajar de un adulto (y juntar dinero). Tienes por lo tanto tiempo y dinero. ¡Maravilloso!

Podría seguir sumando puntos, pero estoy segura que con estos siete ya los convencí, ¿o no?

Puede interesarte