Por Catalina Yob
12 Julio, 2017

“Sin ellos, no estaríamos aquí”.

Al igual que cientos de personas, Ursrey y su familia disfrutaban del sol y de las favorables condiciones del clima que hacían de la playa de la ciudad de Panamá en Florida el mejor lugar para disfrutar de sus vacaciones. Mientras todos disfrutaban de las cálidas aguas del mar, la mujer notó que sus hijos y sobrinos se habían alejado considerablemente del lugar en donde ella se encontraba por lo que decidió adentrarse e intentar que se acercaran. 

Pasaron sólo un par de segundos para que la multitud que se encontraba en ese momento en la playa comenzara a oír gritos. Eran los niños quienes de un segundo a otro se quedaron atorados en el mar, sin poder volver a la orilla en donde se encontraban sus padres. Fue allí cuando Ursrey y su familia salieron al rescato, pero ellos simplemente fueron arrastrados por las olas que habían provocado el incidente en un comienzo. 

Google Maps
J.S Clark

En total, nueve personas habían sido arrastradas por las olas y se encontraban luchando por sus vidas en aquel momento. De manera sorprendente y completamente inesperada, Jessica SSimmons y su esposo divisaron la fatal situación y fueron en su rescate. Fue allí cuando se formó una verdadera cadena humana de más de 80 personas que se tomaron de las manos desde la orilla para salvar a la familia de nueve que intentaba salir a flote.

Debido a la gran cantidad de personas que integró una suerte de barrera protectora contra las olas, la familia logró salvarse y llegar hasta la orilla completamente ilesos. 

“Fue lo más notable que he visto. Estas personas ni siquiera se conocían”.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

“Estoy muy agradecida. Estas personas eran ángeles de Dios que estaban en el lugar correcto en el momento adecuado. Les debo mi vida y la vida de mi familia. Sin ellos, no estaríamos aquí”.

“Con todo lo que sucede en el mundo, todavía tenemos humanidad”.

Te puede interesar