Por Alejandro Basulto
3 diciembre, 2019

Empresas vieron las grabaciones que hizo después de abandonar la escuela e inmediatamente le ofrecieron dinero para que sea su «influencer», ganando miles de dólares y viajes por todo el mundo.

Dejar la escuela debe ser una de las decisiones más difíciles que puede tomar una adolescente. Debido a que no solo significa retrasarse o dificultar el avance de sus estudios y por lo tanto su crecimiento y desarrollo como persona y profesional, sino que también conlleva dejar atrás una comunidad de gente conocida y en muchos casos, también querida. Para tomar una decisión de este calibre, realmente hay que estar pasándolo muy mal.

@emilycanham

O simplemente estar en situaciones extremas, que en ocasiones pueden significar no poder compatibilizar los horarios o la misma escuela con esta nueva necesidad o problemática. Como es el caso de un embarazo adolescente, que puede originarse por diversas y lamentables causas, obstruyendo así el sano desarrollo y estudio de la adolescente.

@emilycanham

O también hay otros asuntos graves, como es la extrema pobreza, la explotación infantil, la adicción a las drogas, entre otras situaciones que empujan y causan la deserción escolar.

@emilycanham

Y Emily Canham a sus 16 años, era una niña que no compartía mucho con sus compañeras de clase, quienes constantemente chismeaban o esparcían rumores en torno a los demás compañeros de la escuela. Lo que conllevó, en que ella se convirtiera en una víctima de estas, siendo además aislada. Por lo que tras el bullying, decidió abandonar la preparatoria para dar los exámenes finales desde su casa, en Reino Unido.

@emilycanham

Fue en ese momento, que para aminorar la soledad, empezó a grabar videos sobre moda y belleza, hasta que seis meses después uno de ellos llegó al internet. Su audiencia comenzó a crecer y prontamente se convirtió en una reconocida «youtuber», por lo que se mudó a Londres, capital de su país, para dedicarse por completo a crear contenido audiovisual.

@emilycanham

Sus padres le ayudarían con los gastos en sus seis primeros meses y después todo dependería de ella. Tuvo que volver a casa unos meses después, pero renunció a la universidad y poco después volvió a pelear por su sueño. Y tras dos años, tuvo éxito: su primera paga fue de 77 dólares por publicidad en Youtube.

Hoy tiene 22 años y supera el millón de suscriptores en su canal «Emily Canham» en Youtube, además de que cobra miles de dólares por mencionar a las más prestigiosas marcas en sus redes sociales y viaja a menudo por el mundo para participar en diferentes eventos. Sin olvidar que actualmente es embajadora de L’Oreal y pudo conocer al príncipe Carlos de Inglaterra. 

Puede interesarte