Por Cristofer García
17 agosto, 2020

Sucedió en Jensen Beach, en Florida, cuando Cheryl Nanartonis no esperaba esta respuesta. Los oficiales consiguieron la donación de una organización caritativa.

Los oficiales de policía pueden recibir cualquier tipo de llamadas, algunas pueden ser muy extrañas y otras logran sensibilizar a los uniformados. Así sucedió en este caso, cuando una abuela de Jensen Beach, al sureste de Florida, en Estados Unidos, llamó a emergencias porque su refrigerador se dañó, la respuesta fue conmovedora.

A Cheryl Nanartonis no le quedó otra alternativa que comunicarse con los oficiales porque no tenía dinero para comprar otra nevera. Ella no esperaba una mayor ayuda, pero lo que llevaron hasta su casa, alivió su problema.

Policía del condado de Martin

“Creyó que estaba en crisis, su refrigerador se descompuso y su comida se iba a estropear. Ella dijo que sus recursos eran limitados y que no tenía los fondos para comprar un reemplazo. Así que Cheryl llamó al 911. Aunque el 911 está reservado para emergencias, los oficiales fueron enviados a su casa en Jensen Beach“, informó la oficina del Sheriff en el condado de Martin.

“Le explicaron a Cheryl la importancia de reservar 911 para emergencias solamente. Pero eso no es todo. Al darse cuenta de lo molesta que estaba Cheryl, sabían que no podían justificar la llamada sin tomar medidas”, agregaron en esta publicación en la red social Facebook.

Policía del condado de Martin

Estos oficiales se les ocurrió una brillante idea para sacar a Cheryl de apuros. Sabían que era una llamada no correspondiente por el caso, pero también estaban al tanto que ella no podía resolver el asunto sola, por lo cual, encontraron la forma de donarle un nuevo refrigerador.

“Así que el diputado Marcum, el ayudante Elliot y el sargento Flynn hicieron arreglos con la Goodwill (organización sin fines de lucro) de Jensen Beach para donar un refrigerador usado poco para Cheryl. Los ayudantes incluso se lo entregaron (…) Nos gustaría agradecer a Sam Fincher y Peggy Brewer de Goodwill por ayudarnos a asegurarnos de que Cheryl fuera atendida”, agregó el cuerpo policial.

Unsplash

Sam Fincher, quien trabaja como gerente asistente en la organización, afirmó que estaban “orgullosos de poder ayudar” y que “realmente les mejoró el día haber podido echar una mano a alguien necesitado”.

Policía del condado de Martin

“Es asombroso que hayan ayudado a esta mujer en su crisis. Si bien no fue una crisis para la mayoría, lo fue para ella y se esforzaron por ayudar. Felicito a estos oficiales y la buena voluntad de aquellos que donaron. De esto se trata los Estados Unidos de verdad”, agregó Gary Miller.

Puede interesarte