“Yo solamente quise ser una buena persona con ella”, declaró Jeff Reick a un medio local.

Si por algún motivo no estás teniendo un buen día, o simplemente estas más deprimida que lo normal porque amaneció nublado. En el mundo donde cada uno se preocupa de su alrededor y existe cada vez menos preocupación por los demás, historias como estas te pueden hacer ganar más fe en la humanidad.

Hace algunas semanas, el encuentro de una abuelita de 89 años, con un trabajador de la construcción, dejó estupefactos a los usuarios que leyeron su historia en las redes sociales…

Action News 4

Gloria Porter de Connellsville, en Pensilvania pasó una semana en el Hospital Excela Frick por una neumonía. Esta abuelita estuvo los 7 días dando vueltas en el tercer piso del establecimiento, y ocupaba el tiempo mirando hacia la construcción cercana…

Action News 4

En un frío día de nieve, la mujer miró de nuevo por su ventana. A varios metros de altura vio a Jeff Reick que se dio cuenta que había una mujer que lo estaba mirando,

“La miré y pensé que lo mínimo que podía hacer, era desearle que se recuperara pronto”.

-Jeff Reick a Action News 4-

Action News 4

“Que se recupere”

A los pocos minutos la abuela se aleja de la ventana y regresa con otro cartel. Pensó que no podía dejar de agradecer el mensaje de este hombre desconocido:

Action News 4

“Tengan cuidado”

Esta acción hizo que todos los maestros que trabajaban en la obra se enternecieran con el cartel de la señora y subieron la foto de la abuelita a las redes sociales; consiguiendo muchas reacciones muy positivas.

“Yo solamente quise ser una buena persona con ella” declaró Jeff Reick terminando su despacho con el canal de noticias.

Así es como una persona, sin conocerla, puede alegrar el día de otros con un simple gesto.

Quizás si todos fuéramos más empaticos con nuestros pares viviríamos mejor, ¿no creen?

Puede interesarte