Por Cristofer García
9 septiembre, 2021

Beatriz Franco, de 93 años de edad, ha estado relacionada a la ayuda social desde hace mucho tiempo. Originaria de Belo Horizonte, Brasil, donó unos 50 abrigos para los pequeños pacientes oncológicos.

Una abuela de Brasil se ha ganado el aplauso y el corazón de muchos gracias a su solidaria labor. Beatriz Franco, de 93 años de edad, es una especialista en la costura, por lo cual le ha sacado provecho a su talento para ayudar a niños con cáncer en su localidad.

Esta anciana colaboró con la Fundación Sara, la cual se dedica a apoyar a chiquillos pacientes oncológicos en las ciudades de Belo Horizonte y Montes Claros. En ese sentido, como parte de una donación, Franco decidió hacer abrigos a mano y luego entregarlos a la organización, para que así los pequeños resultaran beneficiados.

Fundación Sara

“Nuestros corazones se llenan de alegría y gratitud con cada donación. Algunos están cargados de tanta historia y cariño que queremos compartirlo con todos ustedes. Este es el caso de las donaciones de ropa de abrigo que recibimos de doña Beatriz Franco, una mujer de 93 años”, comentó la fundación en una publicación en su cuenta en la red social Instagram.

Fundación Sara

“Hizo y donó 50 abrigos a nuestros beneficiarios para mantenerlos calientes durante este período frío“, añadió la organización.

Sin embargo, no es la primera vez que la abuela se interesa en aportar para los más vulnerables de su comunidad. De acuerdo a la fundación, muchos años atrás Franco ya apoyaba a pequeños hospitalizados en Belo Horizonte.

Fundación Sara

“Y esta solidaridad entre doña Beatriz y los niños viene de hace mucho tiempo. Hace 50 años, ayudó a fundar una asociación de voluntarios en Belo Horizonte que visitaba a niños hospitalizados. La iniciativa, que comenzó con un grupo pequeño, se ha convertido en una gran asociación con alrededor de 150 voluntarios que ofrecen diferentes tipos de ayuda a los necesitados“, informó.

Fundación Sara
Fundación Sara

Por esta razón, le agradecieron todo su esfuerzo y solidaridad, demostrando que las personas como ella son las que necesita la sociedad. Es un ejemplo para los más jóvenes.

Puede interesarte