Abuelita checa de 90 años disfruta convirtiendo una pequeña aldea en su galería de arte. Ama pintar

Anežka (Agnes) Kašpárková es una ex trabajadora agrícola, que encontró en la decoración de las paredes su gran pasión.