Por Luis Lizama
21 mayo, 2020

No importa tu edad ni tu cuerpo, todos tienen derecho a rehacer sus vidas y ser felices ❤️

El amor romántico está idealizado al punto de creer que todo es como una telenovela. El significado del amor varía dependiendo de cada persona, pero lo cierto es que dista mucho de una película, sobre todo porque muchos no son para toda la vida. Los protagonistas de esta bella historia son el vivo ejemplo de lo que hablamos.

Carley es una abuelita de 87 años, que volvió a encontrar el amor usando una aplicación de citas. Su esposo falleció el 2007 y tuvo que vivir sola por muchos años, hasta que decidió «volver a las pistas». Con la ayuda de su nieta, quien además es su mejor amiga, crearon un perfil en Match.com y comenzaron la aventura. Pasaron los días y, luego de algunas conversaciones con malos candidatos, apareció un tal Vic White, de 84 años. 

Carley Lake

Carley, su nieta, debía partir al extranjero, así que estaba un poco preocupada por su amiga y abuela. No quería dejarla sola, por lo que la noticia de su apertura amorosa la alegró mucho. 

La joven asesoró a su tierna abuela con algunos mensajes y consejos. De los 10 hombres que coincidieron con su descripción, enviaron mensajes a dos. Vic prendió de inmediato y entablaron una conversación, ambos venían de situaciones amorosas similares.

Carley Lake 

Ambos están retirados y pasaban sus días en el descanso, hasta que decidieron buscar pareja, aburridos de la soledad amorosa.

Carley Lake 

Una cosa fue llevando a la otra. De conversación en conversación, iniciaron una relación y se mudaron juntos en febrero. El amor había vuelto a sus vidas y no podían estar más felices.

«Somos una gran pareja, compartimos todo, estamos felices. No he sido tan feliz en años. La primera cita que tuvimos en la cafetería, entramos y en lugar de café tuvimos un almuerzo de tres horas. Desde el principio nos sentimos atraídos el uno al otro».

Relató Gen a Metro

Carley Lake 

Han pasado su amor en el confinamiento, disfrutando de la grata compañía y esta «segunda oportunidad» que les dio la vida. Su bella historia, atípica por lo demás, nos demuestra que nunca es tarde para el amor. Todos merecemos rehacer nuestras vidas. 

Por si fuera poco, su nieta y el novio se inspiraron con su historia y decidieron crear una aplicación, dedicada exclusivamente para el amor entre adultos mayores. 

Puede interesarte