Por Macarena Faunes
29 agosto, 2019

«¿Dónde está mi esposo?», preguntaba angustiada Eieween Oliver a su hijo David al notar la ausencia de su amado en uno de sus momentos de lucidez. La pareja estuvo casada durante 60 años y pasaron seis meses separados desde que a él le detectaron cáncer terminal.

Cuando el amor es verdadero y puro, traspasa todo tipo de fronteras, incluso la dimensión que está más allá de la vida. La siguiente pareja juró estar junta hasta el final de los tiempos y vaya que sí lo harán. Nada ni nadie los podrá separar, pese al trágico desenlace que le espera a uno de ellos.

Derek Oliver y Eirwen están casados hace 60 años. Él tiene 84 años y ella 85. Eirwen desarrolló demencia en 2014 y fue trasladada hasta el hogar de ancianos Ty Pentwyn Nursing Home. Su esposo una se separó de ella durante su estadía en el recinto, hasta que él le detectaron cáncer terminal al pulmón e hígado.

Richard Swingler

La salud de Derek se deterioró muy rápido, por lo que ha guardado reposo en su hogar. Hace seis meses que no ve a su mujer y se le rompe el alma saber que ella lo está esperando y no puede hacer nada para estar con ella. Ambos se preguntan constantemente cuándo se volverán a ver.

WalesOnline

Esta semana Derek concretó uno de sus grandes sueños: realizar un último viaje para ver a su esposa, tal como contó al medio WalesOnline.

Richard Swingler

«Lo he pensado todos los días. He querido esto durante meses y meses. Solía ​​estar allí todos los días desde las tres hasta las seis y media.

No ha sido agradable en absoluto. Hemos vivido juntos tanto tiempo. Cuando estás casado tanto tiempo, los extrañas cuando salen de la casa».

A finales de enero, salí y cuando la estaba dejando le dije que te vería mañana. No la he visto desde entonces».

-Derek Oliver a WalesOnline-

Richard Swingler

Un familiar le sugirió a Derek contactar los servicios de Ambulance Wish Foundation UK, organización sin fines de lucro que se encargar del transporte de pacientes con enfermedades terminales.

WalesOnline

Derek viajó 10 minutos dentro de una ambulancia acompañado de su hijo David. La pareja fue llevada a una habitación privada donde finalmente se reunieron. Se volvieron a jurar amor eterno en las dos horas que estuvieron juntos.

Richard Swingler

David Oliver comentó al medio británico que intentó arrendar un medio de transporte de salud privada para que su padre visitara a su madre, pero que no lo había concretado con éxito. Está muy feliz de que este reencuentro se haya hecho realidad porque nunca pensó qué podría hacerse posible.

 

Richard Swingler

«Ambos pensaron que no se verían. Intenté arreglar las cosas y creo que han estado juntos por 59 años, casados ​​por 57.

Mi madre iría en un extraño viaje de un día, pero aparte de eso, nunca han estado separados en ese momento.

Estaba mencionando a los cuidadores, diciéndoles ‘Extraño a mi esposa’. Y cada vez que visitaba a mi madre, ella preguntaba por mi padre.

Honestamente pensé, hasta el lunes pasado, esta es una promesa que no voy a poder cumplir».

-David Oliver a WalesOnline-

WalesOnline

Derek ha recibido tratamiento para el cáncer de pulmón e hígado desde enero pasado. Hace seis años le extirparon un riñón. Además sufre de enfisema, artritis y diabetes.

Richard Swingler

La pareja se conoció en 1960. Se casaron en septiembre de 1962 después de dos años de noviazgo. Formaron una familia en Pentre, Reino Unido, junto a su hijo David. Él trabajaba como cronometrador y administrador, mientras que ella fue enfermera comunitaria por muchos años.

Richard Swingler

El amor no conoce fronteras a la hora de estar con el ser amado. Cuando Eirwen pasé a la otra dimensión, estamos seguros de que continuará queriendo a su esposo desde el más allá. La muerte no podrá separarlos. Deseamos que Derek tenga una mejor calidad de vida el tiempo que le queda y que pueda volver a ver a su esposa muy pronto.

Puede interesarte