Por Cristofer García
16 marzo, 2021

Abderrazaq Khatoun, de 83 años, perdió a 13 hijos por el conflicto bélico en Siria, además de ver partir a una esposa. Su misión ahora es ayudar a sus nietos a tener un mejor futuro.

En este 2021 se cumplen 10 años desde que se desató el conflicto armado en Siria, el cual sigue vigente. En este lapso, en medio de toda la crisis que atraviesa ese país del Medio Oriente, han surgido historias inspiradoras de resiliencia.

Así es el caso de Abderrazaq Khatoun, un anciano de 83 años, quien perdió a 13 hijos y una esposa por estos enfrentamientos bélicos. Sin embargo, no tuvo otra opción que levantarse para criar a sus 11 nietos huérfanos.

AFP

Conocido como el “padre de los mártires“, este valiente abuelo se ha dedicado a la formación de estos pequeños en un campamento en Idlib, localidad tomada por los rebeldes. Y es que, luego de quedar desplazado de su hogar en Hama, él junto a otros familiares levantaron cuatro tiendas de campaña en Harbanoush.

Tal como se puede ver en un reportaje de AFP, este padre de 27 hijos ha perdido varios de ellos por la guerra. “Desde el inicio de la revolución, he dado 7 mártires“, comentó, en referencia a sus 7 hijos fallecidos, siendo miembros de las fuerzas rebeldes.

AFP

“Perdí a siete miembros más de mi familia, mi esposa e hijos (…) En un instante, los perdí a todos”, agregó, con los ojos llenos de lágrimas, mientras veía fotos de los rescatistas en su teléfono.

Al menos 387.000 personas han muerto en Siria desde que se originó la guerra mientras millones han sido desplazados. “Perder niños es devastador, pero defender su tierra requiere sacrificio y estoy orgulloso de ellos”, enfatizó el abuelo.

AFP

“Estaban en la flor de su juventud“, añadió Khatoun, quien espera que se haga justicia.

Luego de sufrir estas pérdidas, para él lo más importante es acompañar a sus nietos en su proceso de formación. “Le enseñaré a sus hijos que el sacrificio es necesario para defender lo que es justo y exigir una vida digna“, expresó.

AFP

“Algunos días pasamos hambre y otros comemos… (Espero que) vivan una vida feliz y que recuerden las historias de sus padres sacrificándose para defender la tierra”, dijo.

Puede interesarte