Por Felipe Costa
8 enero, 2021

“Fueron los mejores 6 minutos del año”, confesaron contentos Barbara Walshaw y su marido.

Aprender a abrazar a la distancia se ha vuelto todo un desafío desde el pasado año. Y muchas familias han sufrido la pena de solo verse las caras mediante una pantalla. Si bien una videollamada es mejor que nada, nunca será lo mismo que un abrazo apretado y lleno de amor. Sabiendo esto, una pareja de abuelos se las ingenió de una divertida forma para acercarse de manera segura a sus nietos, cuenta el Daily Mail.

Twitter @CllrWalshaw

Barbara Walshaw de 71 años y su marido Clive Walshaw de 75 viven en la ciudad de Leeds, Inglaterra y han estado confinados desde marzo de 2020. Lo máximo que hacen al aire libre es ir a hacer las compras, por lo que se resguardan lo mayor posible del virus al pertenecer a un grupo de riesgo. Llevaban 9 meses sin poder ver a sus hijos y nietos con los que usualmente compartían, lamentando tener que pasar Navidad lejos.

Pero un día, Barbara estaba haciendo las compras navideñas cuando vio unos disfraces de 3 metros de osos polares. Los trajes eran cerrados y aislantes, por lo que se le ocurrió comprarlos y prepararles una sorpresa a su familia.

Twitter @CllrWalshaw

Llegó el día 25 de diciembre y Barbara junto a Clive se las ingeniaron para colarse en el patio de la casa de sus hijos y saludar a sus nietos, quienes al comienzo no se daban cuenta quienes eran, hasta que les vieron las caras. En ese minuto se dio el emotivo momento que les sacó lágrimas a los abuelos.

“Fueron los mejores 6 minutos del año, pura alegría navideña”, dice la Sra. Walshaw quien pudo volver en el tiempo a un año atrás hacia aquellos días en que compartían juntos todas las semanas. Neil Walshaw, el hijo dice que fue el mejor momento en todo el año y que sus hijos “jamas lo olvidarán”.

Anteriormente la familia era muy unida. Los niños iban a casa de sus abuelos dos o tres días a la semana, incluso les tenían una habitación solo para ellos, involucrándose realmente en el desarrollo de los pequeños.

Twitter @CllrWalshaw

Lamentablemente la ciudad de Leeds ha sido una de las más afectadas por el COVID-19 restringiendo las visitas entre los mismos habitantes de los barrios, pero Barbara y Clive pertenecen al grupo de riesgo que podrá acceder a la vacuna a mitades de 2021, por lo que será cosa de esperar un poco más para que vuelvan a verse como antes lo hacían.

Puede interesarte