Por Cristofer García
22 junio, 2020

Esto ocurrió en Barcelona, España, donde estos enamorados, de 84 años él y 81 ella, pudieron reencontrarse, pero separados por una lámina de plástico.

En medio de la pandemia de COVID-19, enfermedad para la cual aún no se tiene una vacuna, muchos intentan reencontrarse con sus familiares y amores, cuando se flexibilizan las medidas de distanciamientos social. Por eso, esta pareja de abuelos pudo volver a darse un beso, después de más de 100 días separados. Sin embargo, fue un encuentro adaptado a los nuevos tiempos.

Bien es sabido que los adultos mayores son los más vulnerables al nuevo coronavirus, por lo cual con ellos las medidas de aislamiento son más estrictas. Eso no impidió que Pascual Pérez, de 84 años, y su amada, Agustina Cañamero, de 81 años, volvieran a demostrarse su amor como tanto desearon por meses.

Emilio Morenatti / AP

En una imagen, inmortalizada por el fotógrafo Emilio Morenatti de la agencia Associated Press, se pudo apreciar el reencuentro de estos enamorados en España, que se besaros a través de una pared de plástico, para evitar el contacto directo y posibles infecciones de COVID-19.

“En su primer encuentro tras 102 días de confinamiento, Agustina Cañamero, 81, y Pascual Pérez, 84, se besan a través de una lamina de plástico para evitar el contagio del coronavirus, en la residencia Ballesol Fabra i Puig de Barcelona, el lunes 22 de Junio de 2020″, escribió Morenatti en la publicación en la red social Twitter.

Emilio Morenatti / AP

Sin embargo, no fueron los únicos seres queridos que se reencontraron después de tanto tiempo. Dolores Reyes y su padre José Reyes, ambos adultos mayores, también pudieron abrazarse de nuevo, luego de 4 meses distanciados durante esta crisis sanitaria. También lo hicieron cumpliendo con severas medidas de higiene.

Emilio Morenatti / AP

“Tras 4 meses de ausencia, Dolores Reyes, 61 y su padre José Reyes Lozano, 87, se abrazan por primera vez a través de una lamina de plástico para evitar el contagio del coronavirus, en la residencia Ballesol Fabra i Puig de Barcelona, el lunes 22 de Junio de 2020“, dijo Morenatti en la gráfica.

Emilio Morenatti / AP

Esto ocurre cuando en España comienzan a darse respiros por esta emergencia, luego de que sus días más oscuros pasaran. Este país europeo ha contabilizado en más de 246.500 sus casos totales confirmados, no obstante, tanto como los contagios como los fallecidos diarios han disminuido su ritmo.

Puede interesarte