Por Valentina Miranda
6 octubre, 2021

Originaria de Paraná (Brasil) Karoline Nascimento pasó por toda una pesadilla antes de fundar su empresa de dulces caseros Vanilah Pâtisserie. Hoy es una mujer exitosa y empoderada, y sin rencores perdonó a su expareja que la abandonó a los cuatro meses de embarazo y estuvo con él para que nazca de nuevo. “Nos hicimos grandes amigos y confidentes. Es mi mano derecha en la empresa”, dijo a Marie Claire.

No todas las relaciones amorosas resultan como uno quisiera, las decepciones y términos muchas veces pillan por sorpresa y no queda más que sacar fuerzas y seguir adelante. Aunque también puede dar giros muy inesperados y hasta positivos.

Karoline Nascimento es un mujer de 40 años que vive en Paraná (Brasil), y en una entrevista con Marie Claire compartió su inspiradora historia. Todo comenzó cuando conoció a Anderson en el 2016, y al mismo tiempo el amor, pero todo se complicó con su familia cuando se supo que era adicto a las drogas. “Luego de una gran pelea, decidí dejar la casa de mi madre, donde vivía con mis dos hijos, fruto de relaciones anteriores”, dijo al medio.

Apenas se fue con sus niños a la casa de su novio, quien fue el único sustento, y la situación económica no era próspera, según ella no tenían una cocina preparada al inicio por lo que almorzaban y todo en el domicilio de su exmarido. Al poco tiempo, Karoline se enteró de que esperaba un hijo de Anderson, sin embargo no fue una linda época ya que el hombre se hundió profundamente en sus adicciones y se separaron a los 4 meses de embarazo. Luego él se fue y ella quedó sola enfrentando muchos desafíos.

Crédito: Archivo personal de Karoline Nascimento

“Pasó el tiempo y Anderson simplemente desapareció, no me brindó ninguna ayuda”, contó Karoline a Marie Claire. “Yo vivía en el hospital de mi ciudad y él disfrutaba de la vida y se drogaba, por lo que yo sabía de los demás”, agregó en la misma entrevista.

Entre tanto trabajo que tuvo que hacer para sobrevivir y el estrés, no le quedó un buen tiempo para reposar como correspondía, y eso trajo terribles consecuencias. A los seis meses su bebé nació muerto mientras había ido al baño para tratarse unos dolores, jamás se imaginó que era esto y fue horrible, según la misma fuente. Tuvo que hacer esto sola para que sus hijos no se enteraran, pero la vida sigue y así fue.

Fundó su humilde emprendimiento Vanilah Pâtisserie, que vende dulces caseros gracias a recetas de internet e inventadas por ella misma. “Empecé a vender puerta a puerta en mi barrio. Y así nació mi empresa, Vanilah Pâtisserie”, contó a Marie Claire.

Instagram: @vanilahpatisserie

Su negocio ha sido todo un éxito financiero y personal, que la ayudó a sentirse más decidida y confiada en sí misma. Hasta que Anderson la llamó un día pidiéndole ayuda porque seguía dependiendo de las drogas. “En ese momento, una película pasó en mi cabeza, con todo lo que pasé sola, cuando tuve al bebé en el baño de casa, y sentí que la ira se apoderaba de mi corazón. Pero, por otro lado, algo me dijo: ‘Tú no eres él'”, detalló en la entrevista con el medio brasileño. “Acepté ayudarlo, en mis términos, que son muy estrictos”, agregó al medio.

Lo ayudó a dejar la droga definitivamente y le dio un puesto en su empresa. “Comenzó a trabajar conmigo en las entregas de dulces. Hizo entregas en bicicleta por toda la ciudad, pedaleando entre 30 y 40 kilómetros todos los días, bajo el sol o la lluvia”, contó la emprendedora a la misma revista, y pese a todo lo que pasó entre ellos, la relación es al fin buena. “Nos hicimos grandes amigos y confidentes. Es mi mano derecha en la empresa”, detalló a Marie Claire.

Facebook: Vanilah Pâtisserie

Ella ve el lado bueno de las cosas y agradece todo, porque sin eso nunca se habría dado cuenta de la mujer empoderada que vivía dentro.“Le estoy muy agradecida, porque fue a través de él y de todo el sufrimiento que me causó descubrí este increíble engranaje de fuerza dentro de mí. Aprendí a transformar las heridas en fuerza, la tristeza en acciones y todo se convirtió en una gran experiencia de aprendizaje”, expresó en la entrevista con Marie Claire.

Una enorme ejemplo de persona que nos enseña que el rencor no es bueno, y que crecer es mejor.

Puede interesarte