Por Luis Lizama
3 julio, 2020

Administra dos negocios que le han dado bastantes ingresos, inspirando a muchas emprendedoras. Ahora decidió dar un salto más y comprar tierras ¡Felicidades!

La vida puede sorprendernos de una momento a otro. Así ocurrió a Liliana, la joven protagonista de esta inspiradora historia. Vive en Sudáfrica y se ha transformado en el ejemplo de muchos emprendedores, sobre todo mujeres que muchas veces no se dedican a los negocios por temor. Ella ha demostrado que todo es posible, empoderándose y abriéndose paso en su camino.

Tiene apenas 18 años y en una publicación mostró orgullosa su última adquisición, un terreno que compró con el esfuerzo y sudor que le han valido sus emprendimientos. Su éxito le ha valido miles de felicitaciones, evidenciando que cuando las cosas se hacen bien, los resultados son cosa de tiempo. 

https://www.instagram.com/p/CCI4JO3pFaa/

Le es imposible disimular su felicidad ¡Quién no estaría así de contento!

«Compré mi primer terreno hoy, estoy muy orgulloso de mí mismo. Tengo 18 años y dirijo dos negocios increíbles».

Escribió la joven en su cuenta de Twitter, mensaje similar al de su Instagram.

A su corta edad ella tiene dos negocios, uno de pipas para fumar tabaco y otro de comidas, donde vende desde tacos hasta hamburguesas. 

Twitter @liandaseedat176

Su publicación se hizo viral, con miles de interacciones con otros usuarios, que la felicitaban y se alegraban por su éxito. Ella es un ejemplo, es inspiración pura, dicen algunos.

«Pensar en un momento que realmente lamenté no haber regresado a la escuela, pero todo tiene sentido. ¡Dios me ayudó nuevamente!».

Comentó Liliana en su Twitter.

https://www.instagram.com/p/CBqgIa1pXnD/

El cielo es el límite: Eso fue lo que le escribió un joven a través de Twitter. Toda la razón tiene, pues va encaminada a convertirse en una gran empresaria.

Pero si bien suena fácil, todo lo ha conseguido a punta de esfuerzo.

https://www.instagram.com/p/CCIVibGpZ2t/

Tal como ella misma ha dicho, tuvo que dejar la escuela a temprana edad, por lo que todo se hizo más complejo. El tiempo le tenía una muy buena sorpresa guardada, que llegó con mucho sudor y dedicación.

¡Muchas felicidades Liliana!

Puede interesarte