Por Alejandro Basulto
19 julio, 2021

“En el futuro, espero que todos puedan practicar el deporte que quieran y que el equipo para personas como yo sea más barato y esté más disponible”, declaró Richard Luke, deportista con parálisis cerebral.

El británico Richard Luke tiene mucho que agradecer a los docentes de su escuela. Debido a que ellos, lejos de excluirlo debido a su parálisis cerebral, siempre buscaron la manera de integrarlo en las elecciones de educación física. Nunca sintió que no pudiera hacer deporte a raíz de su discapacidad. Y así, aún estando siempre sobre su silla de ruedas, hoy este hombre es un orgulloso deportista, que invita a niños como él que no se resten de estas actividades y que tampoco permitan que los dejen fuera.

Richard Luke

Porque él más que nadie sabe de la importancia del deporte para la inclusión de todas las personas. Y aunque muchas veces se lastimaba, es consciente de que participar en la clase de educación física le permitió sentirse como uno más entre sus compañeros, y ser tratado por ellos como tal. Sin olvidar, que así, pudo dar con una de sus mayores pasiones: el baloncesto en silla de ruedas.

Un deporte que no solo le ha hecho muy feliz cada vez que lo practica, sino que también le ha ayudado a sentirse parte de un equipo donde todos son tratados de la misma manera.

“Nunca olvidaré lo nervioso que estaba cuando llegué a la cancha para mi primer juego fuera de casa en Northampton a los 14 años (…) Como jugador defensivo, era mi trabajo bloquear el gol del equipo contrario y tan pronto como sonó el silbato, cobré vida. La emoción de recuperar la posesión para ayudar a preparar a mi equipo para una canasta fue eléctrica, sin mencionar la camaradería que sentí en todo momento (…) Estaba jugando para los Coventry Crusaders. No tenías que estar discapacitado para jugar en el equipo, ya que los jugadores sin discapacidades están atados a sus sillas de ruedas, lo que significa que mis compañeros de la escuela se unieron (…) Como equipo, viajamos por todo el país e incluso ex jugadores profesionales de Estados Unidos vinieron a entrenarnos”

– dijo Richard Luke a Metro UK

Richard Luke

Sus experiencias en el baloncesto desde muy joven, lo prepararon para ser el adulto que es hoy. Ya que a través de este deporte, Richard forjó su propia personalidad y aprendió a ser más independiente y resistente. Y es por eso, que ahora se queja de que muchas escuelas excluyan a niños con discapacidad. Debido a que estas, han optado por correr menos riesgos, al mismo tiempo que los padres también se han vuelto más cautelosos. De tal modo, que hay muchos niños y jóvenes de similares condiciones a la suya, que se han visto privados de la oportunidad de conocer algo que les podría hacer muy felices.

“Alrededor del 80% de las personas con las que he hablado fueron excluidas de la práctica de deportes y creo que las cosas han empeorado. Estos chicos solo tienen veintitantos ahora, así que lo estuvieron en la escuela en la última década más o menos. Es muy difícil para ellos. Desde que me convertí en padre, sé y aprecio que te preocupes por tus hijos, y ahora estamos más acostumbrados a una cultura de precaución, con tanta burocracia en todo (…) Pero las personas discapacitadas que se ven obligadas a no participar durante la educación física en la escuela verán que los jóvenes nunca podrán intentar o lograr cosas nuevas. Todo el mundo empieza a hacer deporte desde abajo y sólo se mejora y se hace bueno en los deportes probándolos (…) Mi hija de 12 años es muy buena en el fútbol y siempre le hemos inculcado la importancia del deporte para la confianza y la salud. Encontró su propia voz en el fútbol y eso le enseñó autoestima”.

– explicó Richard

Richard Luke

A través de su carta a Metro UK, este británico integrante de una familia muy deportista y nieto de un hombre que era boxeador, espera que muchos jóvenes con discapacidad puedan conversar con los profesores y sus padres sobre la importancia de la actividad física y así buscar la manera de que sean integrados en los diferentes deportes.

“En el futuro, espero que todos puedan practicar el deporte que quieran y que el equipo para personas como yo sea más barato y esté más disponible”, expresó Richard Luke, quien tiene esperanza en las personas con discapacidad que han mostrado un espíritu emprendedor durante la pandemia, para permanecer ejercitados aún desde sus hogares.

Puede interesarte