Por Valentina Miranda
15 octubre, 2021

Cuando Emma Reed se enteró del daño que hacen los pañales de plástico al planeta, decidió adaptarse a los ecológicos lavables para cuidarlo. Además de que los desechables son más caros, por lo que es también una opción económica.

Cuidar el planeta es algo que debe tomarse seriamente y pronto, la cantidad de basura que se bota en un solo día en todo el mundo es inimaginable, y una mamá llamada Emma Reed de 38 años decidió tomar riendas en el asunto y aportar con su granito de arena.

Residente de Basingstoke, Hampshire (Reino Unido), cuando se enteró de que son 8 millones de pañales desechables que se botan cada día en su país quedó tan impactada que dejó de comprarlos cuando nació su segundo hijo William, que tiene tres años. Jake, el mayor, tiene siete y está casada con Rob.

“Cuando tuve a William, me sorprendió mucho saber sobre el impacto ambiental que puede tener un bebé en el planeta”, se sinceró Reed a Metro.

Instagram: @emmareed_writes

Gracias a Instagram y la información alojada en internet, Emma conoció los pañales reutilizables. Le fascinó la idea, y empezó a usarlos con William cuando nació, seguramente le habría encantado haberlo hecho con Jake también. “Realmente no es la molestia que la gente podría creer que es. Fue muy sencillo”, aseguró a Metro.

“Cuando tuve a Jake, no sabía que los artículos reutilizables eran siquiera una opción. Ninguna de la información que me habían dado en el hospital decía nada sobre ellos e  incluso por la forma en que se abastecen los pasillos para bebés en los supermercados, parece que solo te hablan de los pañales desechables”, dijo al diario inglés.

Definitivamente una idea que debería recibir mayor difusión, porque además los pañales desechables son muy caros. En cambio su versión ecológica es mucho más accesible porque se lavan y así no hay que botarlos. “Están diseñados de manera similar a un desechable, con broches o velcro para abrocharlos. Por lo tanto, siempre que esté feliz de lavar, son realmente fáciles de usar”, explicó al mismo medio.

Instagram: @emmareed_writes

Prácticamente todo tiene su opción verde, y desde que Emma comenzó a hacer un cambio con los pañales siguió adaptándose en otros aspectos de su vida. Mejorando su calidad de vida y la del planeta.

“Ahora uso toallas sanitarias de tela reutilizables, hacemos nuestro propio compostaje en casa y comenzamos a cultivar nuestras propias verduras. Mientras amamantaba, también comencé a usar almohadillas para el pecho reutilizables, en lugar de desechables”, contó Reed a Metro.

Emma también tiene un blog donde entrega tips para vivir de manera más ecológica y cuidar al medioambiente, actividad que también hace en su Instagram @emmareed_writes, donde presenta sus ideas y orientación.

Instagram: @emmareed_writes

Un nuevo aporte al mundo, es un nuevo respiro para él.

Puede interesarte