Por Alejandro Basulto
1 agosto, 2020

Además le obsequiaron víveres, ropa y un corte de pelo.

Anteriormente en UPSOCL dimos a conocer el caso de José Barrera Méndez, el adulto mayor sin hogar que encontrándose pidiendo comida en una calle en México, terminó recibiendo en vez arroz mezclado con croquetas para perros. Una burla y una humillación de la que fue víctima por parte de una persona que no fue capaz de empatizar con un anciano que ni siquiera tiene para comer durante el día.

Fabian Gonzalez Alcocer / Facebook

Sin embargo, después de hacerse conocido por ese denunciable hecho, mucha gente se interesó en él y en su situación. Apareciendo un joven identificado como Fabián Gonzalez, quien con toda su buena disposición, lo llevó a su casa, le ofreció comida, ropa y además le permitió darse un baño. Y si esto no era suficiente, además lo dejó quedarse a dormir en su hogar, como un integrante más de su familia. Esto principalmente se debió a que donde solía pernoctar don José, era un lugar de condiciones infrahumanas.

Fabian Gonzalez Alcocer / Facebook

Y la solidaridad con este anciano en situación de indigencia no terminó en eso, debido a que organizando un grupo de vecinos, Fabián inició una campaña a través de Facebook en la que pudo recolectar muchos bolsones de comida, bebida, ropa y artículos de higiene.

Fabian Gonzalez Alcocer / Facebook

«Amigos, la ayuda a don José sigue y seguirá. Él está un poco desanimado, se aferra a quedarse en su terreno, entonces se le hará una casita para que pueda dormir bien. Ya no se le rentará un cuarto porque no quiere.Dice que en su casita estará bien, la ayuda del amigo de California seguirá y la de muchas personas (…) Es de corazón aclaro, no porque lo sigan viendo en su casita, piensen que fue puro circo o ya no se le ayuda. El día domingo empezaremos a darle con la limpieza y la construcción. Él se aferra a quedarse ahí, no podemos obligarlo. Él es feliz como está solo le daremos la ayuda necesaria»

– publicó en su cuenta enFacebook, Fabian Gonzalez.

Fabian Gonzalez Alcocer / Facebook

Pero todavía había más: con un grupo trabajo estuvieron varias jornadas construyendo una casa prefabricada de madera y con piso de cemento, dándole muchos motivos más a José para sonreír después del trago amargo que había sufrido cuando fue humillado. Ahora tenía un hogar, un lugar donde podía dormir sin estar en la intemperie.

Fabian Gonzalez Alcocer / Facebook

Antes también le habían realizado un corte de cabello y una pedicure en sus dañados pies, por lo que en estos últimos días, José ha recibido todo el cariño de los vecinos, en contraposición de la crueldad de la que fue blanco anteriormente. La gente con buenas intenciones es más, y lo solidario que han sido Fabian y su equipo de amigos con él, es una demostración de aquello.

 

Puede interesarte