Por Camilo Morales
8 julio, 2021

Luego de ver cómo su profesora, Joyce Jarr, se cayó y se golpeó la cabeza, el niño no entró en pánico y llamó al 911. El alguacil de la ciudad le regaló un diploma y una bicicleta, y el hijo de la maestra le agradeció con un par de zapatillas nuevas.

Hay niños que a su corta edad ya demuestran distintos valores acordes al respeto por su entorno y las personas, a tal nivel que algunos protagonizan historias que los dejan como héroes. Ese fue el caso de Max Meza, quien salvó la vida de su maestra. 

Según información de ABC, la policía de Florida, Estados Unidos recibió un aviso desde la escuela primaria Frostproof porque la maestra sustituta, llamada Joyce Darr, había sufrido un grave accidente. Cayó al suelo y se golpeó fuertemente la cabeza.

Joyce Darr

Al llegar a la escena se dieron cuenta que, de no ser por la rápida acción del menor de 6 años, habría sido fatal para la profesora. Max acudió rápidamente al teléfono más cercano de la institución y llamó al 911 para que una ambulancia fuera en auxilio de su maestra.

Mónica Aguilar

Joyce sufrió un trauma craneal luego de su caída, por lo que al llamar a emergencias el niño se quedó para acompañarla y calmarla luego del accidente. La mujer quedó internada por hemorragia cerebral por 12 días en el hospital, pero de no ser por el menor, habría sido mucho peor. 

Mónica Aguilar

La madre del chico, llamada Mónica Aguilar contó que “mi corazón dio un vuelco cuando me enteré porque, ya sabes, un niño de 6 años salvó la vida de una mujer mayor. Entonces, para mí, fue muy, muy emocionante. Y orgullosa, ya sabes, de ser su madre“.

Luego de un par de días, Max fue a visitar a su profesora en el hospital. Ahí conoció al hijo de la maestra, Derek Darr, quien le agradeció al niño por su rápida acción para salvar la vida de su madre. “Lo abracé probablemente unas 20 veces y le agradecí 100 veces más“, contó Derek.

YouTube Polk Sheriff

Además de eso, el hijo de la maestra le regaló un par de zapatillas Air Jordan nuevas a Max, como gesto de agradecimiento.

Pero no fue el único premio que recibió el niño por su buen actuar. El alguacil de su ciudad, Grady Judd, organizó una ceremonia en donde le entregó a Max un certificado de ciudadano y una bicicleta nueva. “Max es un héroe. Le salvó la vida“, dijo el oficial. Por ahora, la mujer sigue recuperándose en el hospital.

Puede interesarte