Por Camilo Morales
26 octubre, 2021

Los estudiantes notaron que aunque hubiera tormenta de nieve o lluvia, Mr. Joe hacía sus trayectos hasta la escuela a pie. “Queríamos mostrarle lo mucho que lo apreciamos y que ya no tenga que caminar”, le dijeron los jóvenes.

Hay gente que cuando termina su época escolar guarda recuerdos tanto buenos como malos de esa etapa académica. Sin embargo, en muchas ocasiones hay profesores y autoridades del colegio que quedan marcados para siempre en la vida de los alumnos.

Son esos maestros y funcionarios que siempre se encargaron de aconsejar a sus estudiantes más allá de los logros académicos y sus estudios, y que los estuvieron acompañando en las decisiones que podían afectar sus vidas.

Instagram @somegoodnews

Y ese cariño lo tenían muy presente un grupo de estudiantes graduados de una escuela de Queens, Estados Unidos, quienes quisieron entregarle un regalo en agradecimiento a un conserje de su colegio, quien siempre fue muy cercano con ellos. 

Durante los últimos cuatro años que estos estudiantes estuvieron en ese colegio, notaban que su conserje, llamado Mr. Joe, siempre debía irse caminando hasta su casa, incluso si habían tormentas de nieve o lluvia.

Instagram @somegoodnews

Como le tenían mucho aprecio a Mr. Joe, decidieron realizar una colecta entre todos y comprarle una camioneta nueva, para que así pudiera ser más fácil para él trasladarse hasta su trabajo y que también pudiera tener más comodidades en su día a día.

Mr. Joe, apreciamos su trabajo y nos juntamos para darle un regalo. Sabemos que viene caminando a la escuela desde hace 4 años. Como nos vamos a graduar este año queríamos mostrarle lo mucho que lo apreciamos y que ya no tenga que caminar“, le dijo uno de los estudiantes.

Instagram @somegoodnews

El conserje estaba con sus ojos vendados. Cuando uno de los alumnos le sacó las vendas de sus ojos se sorprendió. “Dios mío. No puedo creerlo“, exclamó.

Mr. Joe, todavía muy impactado con el regalo, se subió a la camioneta mientras uno de los estudiantes lo abrazó. “Todos aquí lo amamos mucho, usted nos ayudó mucho“, le dijo al conserje.

Puede interesarte