Por Valentina Miranda
16 junio, 2022

Jim O’Connor es un veterano de guerra que da clases de matemáticas en St. Francis High School en Los Ángeles (Estados Unidos) y es conocido por imponer el orden, pero durante las noches y fines de semana es voluntario en un hospital local donde comparte con los pequeños, inspirando así a los estudiantes.

Nunca hay que juzgar por las apariencias, ya que nunca se sabe la historia detrás de cada persona, ni tampoco de aquellos sentimientos y acciones que tratan de ocultar por diferentes motivos.

En algún momento de nuestras vidas conocimos a alguien tan estricto del que dudamos que tendría buen corazón, pero seguramente estuvimos equivocados al respecto como los estudiantes de St. Francis High School en Los Ángeles (Estados Unidos) cuando se enteraron de que su profesor de matemáticas Jim O’Connor era voluntario en un hospital donde abraza bebés enfermos y ayuda a calmarlos.

Youtube: CBS Evening News

Jim O’Connor es un ingeniero que le enseña álgebra y cálculo a los estudiantes de secundaria de la escuela estadounidense, formó parte de la Marina y es veterano de la guerra de Vietnam. Con ese perfil, pareciera conocer mejor que nadie la disciplina y el orden, tal como lo demuestra frente a los más de 30 alumnos en el salón de clase.

“Si tienes una clase llena de 32 adolescentes, es mejor que tengas algo de disciplina. Si no tienes el control de la clase, no tienes un ambiente de aprendizaje”, dijo a Today.

Facebook: KTLA 5 News

Nunca le contó a los estudiantes sobre su voluntariado, siempre lo mantuvo como un secreto hasta que uno de ellos lo descubrió de la manera más casual posible.

Pat McGoldrick estaba a cargo de una campaña de donación de sangre para sus compañeros y fue al Children’s Hospital Los Angeles, y cuando se presentó le comentaron algo que no pasó desapercibido. “Oh, debes conocer a Jim O’Connor. ¿No es maravilloso?”, contó a CBS Evening News.

Children’s Hospital Los Angeles

El alumno pensó que se trataba de otra persona hasta que se dio cuenta de que hablaban del temido profesor de matemáticas. “Fue incredulidad, de verdad. Fue casi como encontrar este alter ego que tiene”, dijo a CBS Evening News.

En el centro de donación vio un montón de placas con los principales voluntarios, entre ellos Jim, y supo además que ha cuidado a los bebés del hospital cada noche y fin de semana por 20 años, un gesto que nació luego de que un amigo le pidiera que donara su sangre para salvar vidas y le quedó gustando.

Youtube: CBS Evening News

“Él sostiene a los bebés, los alimenta, camina con ellos, llega a conocerlos y siempre les saca una sonrisa. Simplemente lo miran con adoración y él puede hacer que el bebé más malhumorado se calme. Es increíble, es simplemente un abrazador nato”, dijo la directora clínica de la unidad médica, Sherry Nolan, a Today.

Cuando supo que había gente que abrazaba y cuidaba bebés enfermos, quiso sumarse también y lo hizo. “No quiero verlos solos. No puedes hacer eso”, dijo a CBS Evening News. Él no esperaba decirle a sus alumnos, pero una vez que se enteraron aprovechó la ocasión para inspirar. Esto solo logró que los alumnos admiraran al profesor y recordaran que nunca hay que quedarnos con una sola versión de las personas.

Puede interesarte