Por Constanza Suárez
18 diciembre, 2019

Además escriben lindos mensajes junto a las bufandas. “¡No estoy perdido! Por favor, llévame contigo si tienes frío. Mantente cálido”, dice uno.

El verdadero espíritu de la Navidad no es conseguir el mejor regalo ni la cena más costosa, es pensar en los demás, compartir y repartir amor entre nuestros cercanos y también con desconocidos.

Un grupo de personas en Estados Unidos quisieron esparcir este espíritu y comenzaron a atar bufandas a diferentes árboles para que personas sin hogar, o quien necesite, saque una cuando quiera. Y esta idea ha sido copiada en varias partes del mundo.

Facebook Fruitland United Methodist Church

Estas personas toman sus bufandas viejas, tejen alguna y las amarran a árboles de parques o postes de luz en carreteras.  No solo dejan las bufandas, sino que también adjuntan mensajes amables y llenos de esperanza para los tiempos difíciles y fríos. 

Facebook/Alanna Devine

“¡No estoy perdido! Por favor, llévame contigo si tienes frío. Mantente cálido. ¡Dios te bendiga!”, es un ejemplo. 

Elizabeth Sammons, participa en este proyecto y teje bufandas para dejarlas en los árboles. Algo que la llena de alegría. “Creo que es una gran cosa que podemos hacer por la comunidad. Hay mucha gente haciendo esto, hay mucho apoyo. Es realmente agradable”, comentó a WCCO News.

Facebook/The Shelby Star

La iniciativa se originó en Seymour, Indiana, y rápidamente miembros de la iglesia, estudiantes e incluso residentes de otros países se unieron para ayudar. Solo quieren asegurarse de que los cientos de personas sin hogar tengan un invierno un poco más cálido. 

Facebook/REACH & TOTAL St.Jerome

¡Es un gran proyecto que esperamos se pueda replicar en todo el mundo!

 

 

 

Puede interesarte