Por Valentina Miranda
15 junio, 2022

Roberto Ávila Brambila, de 37 años, luchó contra el cáncer de estómago hasta que su pequeña de 4 años fue diagnosticada con la enfermedad en el cerebro. Tras su fallecimiento, la niña sigue con su tratamiento con la ayuda de amigos, familiares y de quienes se suman a la causa.

Siempre se ha mencionado que no hay amor más grande que el que los padres sienten por sus hijos, y que por ellos son capaces de hacer cualquier sacrificio con tal de que estén bien y sean felices.

El médico Roberto Ávila Brambila se ha convertido en todo un ejemplo luego de haber renunciado a su tratamiento contra el cáncer para que su hija Andrea, de 4 años, también detectada con la enfermedad, la recibiera en vez de él. Una historia que no ha pasado desapercibida por las redes sociales y ha sido digna de compartir para los usuarios.

Facebook: Andrea Gzz

El doctor de 37 años vivía junto a su familia en la ciudad de Victoria, del estado de Tamaulipas (México), pero cuando le detectaron cáncer de estómago todo cambió para ellos. Con el apoyo de su familia, Roberto inició su tratamiento para vencer a la enfermedad y salir adelante.

Sin embargo, su hija Andrea fue diagnosticada con cáncer en el cerebro tan solo un año después, según Noticieros Televisa.

Imagen referencial: Pixabay

Ambos tuvieron que enfrentar la realidad juntos con la ayuda de amigos y familiares para costear los tratamientos como las sesiones de radioterapia, quimio, la operación para colocar un catéter, y otras opciones. El escenario se había complicado para la familia, por lo que Roberto decidió abandonar su tratamiento para que Andrea siguiera con el suyo, con la ayuda de sus seres queridos.

Sus amistades se encargaron de buscar más ayuda, incluso la historia llegó a Luis Mario Garza, miembro de la banda Grupo Pesado que aprovechó su Instagram para pedirle a sus seguidores que se sumaran a la causa, de acuerdo a El Tiempo.

Instagram: luismario_garza

Lamentablemente Roberto falleció a causa de la misma enfermedad el 11 de junio del 2022. La noticia fue comunicada por su esposa en Facebook, quien le dedicó un conmovedor agradecimiento.

“Cumpliste tu promesa, no te rendiste, por ti no quedó, ahora sé que seguirás con la promesa de siempre ver por Andy y por mí desde el cielo. Te extrañaremos tanto. Yo cumpliré mi promesa y cuidaré de nuestra princesa. Te amo corazón, hasta siempre”

—Andrea Gzz en Facebook

Instagram: Andrea Gzz

La partida de Roberto no ha sido en vano. Su pequeña hija continúa con el tratamiento en el Hospital Universitario de Monterrey en el mismo país, y los seres queridos de la familia siguen ayudando como pueden. Diversos grupos de Facebook se han sumado para pedir donaciones y acompañarla en esta lucha.

Puede interesarte