Por Constanza Suárez
14 octubre, 2019

Felipe Nunes conquista al mundo con sus trucos sobre el skate. Su fuerza y coraje logran inspirar a cualquiera.

El skate podría definirse como una de las disciplinas más complejas y frustrantes de aprender, principalmente por el control del cuerpo y mente que se necesita para ser parte del fenómeno global. No es fácil, y el escenario se obstaculiza más cuando te falta alguna parte de tu cuerpo. Aunque Felipe Nunes, quien perdió sus dos piernas a los seis años, nos demuestra las únicas limitaciones, están en la mente. 

Cuando era tan solo un niño, el brasileño perdió ambas piernas en un grave accidente de tren. A los 13 años, tomó por primera vez una patineta, al principio, como una forma de moverse sin estar sobre una silla de ruedas. 

Instagram @felipenunesskate

Ahora, con 20 años es uno de los skaters más alabados del mundo. Nunes logró reinventar este deporte con su cuerpo único, descubriendo una nueva forma de patinar basada en el ensayo y error. 

Ver a Felipe lanzarse sin miedo por las rampas y de los rieles, sentado en su tabla, impulsándose para navegar por los distintos bowls del mundo, gracias únicamente a la fuerza de la parte superior de su cuerpo, es imposible no sentirse profundamente inspirado. 

Instagram @felipenunesskate

Es que Nunes ya es toda una leyenda viva en su natal Curitiba y por estos días conquista el mundo. Incluso Tony Hawk destacó el talento del brasileño, logró apariciones en torneos y lo invitó a California para patinar con otros skaters profesionales. Felipe no hace más que lucirse en medio de la acera. 

Perder sus piernas no lo privó de perseguir sus sueños, de hecho lo motivó aun más logrando llegar a la máxima escena de los deportes extremos; los X Games, en la categoría Adaptive Skateboard junto a otros atletas con capacidades físicas diferentes. 

Instagram @felipenunesskate

En la versión de este año, Nunes volvió a sorprender con sólidas muestras de su talento, ganado medalla de plata y por cierto, la admiración de miles de personas que lo catalogan como un ejemplo a seguir. 

La relación de Felipe con el skate es más profunda que la de un aficionado o incluso un profesional bien pagado; es algo que no solo le devolvió su libertad después de una tragedia, sino que incluso le permitió sublimar esa adversidad en el descubrimiento de habilidades trascendentes que la mayoría de las personas sin discapacidad no pueden igualar.

Instagram @felipenunesskate

 

 

 

Puede interesarte