Por Luis Lizama
5 febrero, 2020

Fue captada afuera de su hogar, una humilde vivienda que no cuenta con luz eléctrica. A pesar de la pobreza, ella usa la luz del día para leer.

A veces olvidamos las cosas importantes de esta vida. El vivir como seres humanos, conectándonos con la naturaleza, nosotros mismos y nuestros dioses. Independiente de las creencias religiosas de cada uno, la espiritualidad es algo más profundo, que hemos olvidado con el correr de los años. Sin embargo, todavía quedan personas conscientes de aquello.

Esta abuelita fue sorprendida leyendo la biblia afuera de su casa en Filipinas. No tiene luz eléctrica en su humilde vivienda, así que utiliza la que la naturaleza le da. No hay impedimentos para ella.

Atty Jb Batiancila

La tierna e inspirado imagen fue compartida en la red social Facebook, donde miles de usuarios celebraron la acción de esta abuelita. 

Para ella, no tener luz no es impedimento para cultivar su fe. Esa es la actitud que debemos tener en esta vida, siempre humildes y persistentes.

Su posición frente a la vida es admirable. Muchos de nosotros arrojamos la toalla a la primera batalla perdida. Es una lección para quienes carecen de perseverancia.

Imagen referencial (Pixabay)

Su espiritualidad, entusiasmo y fe son dignos de aplaudir. Ojalá todo tuviéramos un mínimo de sus virtudes, sin dudas que este mundo sería un lugar mucho mejor. 

A pesar de lo anterior, esperamos que pueda tener pronto luz en su hogar, para continuar leyendo la biblia, pero en el interior de su casa.

Puede interesarte