Por Constanza Suárez
12 noviembre, 2018

Antes la mujer le habló a unos adolescentes pero ellos escaparon. Le preguntó a Eric y feliz aceptó. Conversaron de todo y la pasaron de maravilla.

Eric Haralson se sentó a comer en un Mcdonald’s de Noblesville, Estados Unidos, y a ver algunos juegos de basquetbol que se había perdido, cuando a los minutos una mujer mayor se le acercó y le preguntó si se podía sentar con él. “¿Te gusta comer solo?”, comentó Jan Jessup y se acomodó frente al joven de 28 años. “Por favor hazlo”, le contestó él.

Entonces ambos comenzaron a conversar animadamente, mientras disfrutaban de su comida. Una maestra de la ciudad llamada Amanda Marquell Craft estaba sentada cerca de ellos y al ver la escena se conmovió profundamente, por lo que decidió tomarles una fotografía y luego compartirla en su cuenta de Facebook. Todo el mundo los amó.

El encuentro se viralizó por las redes, en la búsqueda de estos dos personajes. Eric conversó con Yahoo Lifestyle, donde contó que disfrutó de la conversación y que se llevaron muy bien, a pesar de que eran unos totales extraños.

Facebook/Amanda Marquell Craft

Antes de sentarse en la misma mesa que Eric, Jan compartía con un grupo de adolescentes enfrente, preguntándoles intrigada por el peinado de uno de ellos. Pero la anciana fue a buscar servilletas y cuando regresó, los niños ya no estaban. Pensó que los había asustado. Solo quería una conversación, porque  no quería comer sin nadie con quién hablar , entonces en ese momento vio a Eric y lo abordó.

Comieron juntos durante unos 45 minutos, hablando de todo, desde cómo Jan quería pintar su automóvil hasta temas espirituales y «lo que parecía ser su tema favorito: ama a tu prójimo», comentó Eric.

Facebook/Eric Haralson

«Nunca mencionó si vive con alguien, solo mencionó a alguien con el nombre de John Boy. Ella vive muy cerca de los McDonald’s, y solía tener una obsesión con los Caramel Frappés hasta que un día se enfermó. Así que ahora, cuando entra, por lo general recibe una ensalada de pollo a la parrilla, que ella comió esa mañana», agregó.

La pareja formó una linda e inesperada amistad, dando ejemplo de que compartir con alguien desconocido podría ser un simple gesto que llena corazones.

Puede interesarte