Por Alejandro Basulto
3 abril, 2019

Si te quejas cuando debes cortar el pasto teniendo dos piernas sanas y la juventud de tu lado, ver a este esforzado viejito te quitará las ganas de alegar.

Ester Suarez salía como hace todos los días a ver su jardín ubicado en la ciudad de Paraná, cuando nadie imaginaría la escena con la que se encontraría. Frente a ella, con una pierna menos y en silla de ruedas, un señor de avanzada edad se esmeraba en cortar el pasto de su jardín a pesar de sus ya mencionadas dificultades.

Enseguida la vecina sacó su celular para así aprovechar el momento de tomar una inspiradora fotografía, a la que posteriormente le sumaría la leyenda «cuánto por aprender». Y claro, que uno ve a gente joven y sana molesta por tener que cortar el pasto y este abuelito con menos de la mitad de su movilidad lo hace sin alegar.

Ester Suarez Rossi

Esta fotografía la publicó en el grupo de Facebook «Paraná hacia el mundo» y enseguida se llenó de muchas reacciones y fue compartida cientos de veces. La casilla de comentarios no deja de recibir mensajes que destacan el esfuerzo del canoso señor, quien aún con todas las adversidades a las que se enfrentaba, hacía tal labor hogareña.

De seguro muchas de quienes compartieron la fotografía, eran mamás enviándoselas a sus hijos que les alegan cuando se les pide cortar el pasto. Dejando de esa manera sin argumentos a su joven descendencia.

Ester Suarez Rossi

Según informa AHORA, El abuelito vive en el barrio La Palangana y su pierna se la amputaron hace poco tiempo en una operación que conllevó que ahora se movilice en silla de ruedas. Lo que como ya nos dimos cuenta, no ha sido un impedimento para que él siga adelante con su vida y con su tareas hogareñas.

Puede interesarte