Por Luis Lizama
6 agosto, 2020

“Traigan de vuelta mi cortadora”, decía el cartel que escribió a mano y que no dio resultados. Sin embargo, pasaron los días y le llegó una gran sorpresa…

El mundo post pandemia y el futuro se construirán en base a la solidaridad, bondad y buenos sentimientos. El egoísmo quedará atrás y nos obligará a entender que si todos trabajamos juntos podemos salir adelante. Lo ocurrido con este anciano de 85 años es un claro ejemplo.

Gordon regresaba a casa cuando se dio cuenta de que su cortadora de césped ya no estaba. Se indignó, como cualquier persona que sufre un robo. Quiso dar una chance a quienes tomaron su herramienta, escribiendo un cartel donde les hacía un llamado a devolverla. Su petición no fue escuchada, pero si se hizo viral.

Las redes sociales hicieron lo suyo y a los días llegó una enorme sorpresa. Era una cortadora de césped completamente nueva.

Facebook Candace Blakeslee

Todo comenzó cuando el anciano decidió pasar unos días con su hijo. Ya de regreso a casa, la mala noticia lo golpeó en la cara, ya que unos ladrones habían sustraído su amada cortadora de césped. Escribió el cartel y su familia difundió las imágenes a través de la red social Facebook.

Pasaron los días y no había buenas noticias, nadie sabía ni había visto su preciada herramienta. Muchas personas creyeron que se trataba de alguna campaña de donaciones, sin embargo, el abuelo Gordon se encargó de recalcar muchas veces que no buscaba dinero ni solidaridad, solamente quería su vieja cortadora de vuelta.

Le traía recuerdos de su fallecida esposa.

Facebook Candace Blakeslee

Su vieja cortadora era muy cómoda para él, ya que por su edad no puede empujar ni hacer mucho esfuerzo físico.

Lo cierto es que cuando perdía las esperanzas de tener de vuelta a su herramienta, le llegó una tremenda sorpresa. Era casi el mismo modelo que le habían robado, pero nuevo e incluso más moderno. A pesar de recalcar que no quería donaciones, la felicidad lo invadió.

Facebook Candace Blakeslee

La publicación de su familia se hizo tremendamente viral, alcanzando casi 100 mil interacciones con otros usuarios, quienes felicitaban al anciano por su paciencia e insistían en regalarle una máquina nueva.

Imagen referencial – Pixabay

El anciano Gordon ha vuelto a sus paseos matutinos en su cortadora de pasto, esos que tanto le recuerdan a su esposa. 

Su felicidad es evidente y eso nos llena el corazón.

Puede interesarte