Por Felipe Costa
20 abril, 2021

El abuelo vio una animación hecha con inteligencia artificial de la mujer con la que se casó hace 75 años. Su corazón palpitó como la primera vez que la vio.

Sin duda alguna existen personas que son reacias al acelerado avance de la tecnología. Es verdad, cada vez son más los casos de estafas que se realizan engañando a aquellos que menos se manejan con las computadoras. Sin embargo, la tecnología también ha traído consigo momentos maravillosos y que han quedado en la historia, como la vez que trajeron de vuelta a los escenarios al cantante 2pac mediante hologramas, la creación de las videollamadas que nos han tenido cerca de nuestros seres queridos en pandemia y ahora más reciente, el uso de inteligencia artificial para animar fotografías, como la de una fallecida mujer cuyo esposo viudo sigue recordando cada día.

storytimewithpapajake

Papa Jake, como es conocido en redes sociales, es fanático de pasar sus días contando su vida en videos de todo tipo. Su nieta es la encargada de filmar sus relatos, los cuales van desde su participación en la Segunda Guerra Mundial, hasta historias de amor de su juventud con Lola, quien fue su esposa hasta que falleció.

Pero la tecnología ha logrado traer parte de Lola de vuelta a la vida, pues la nieta, escaneó una antigua fotografía de su abuela y la pasó por inteligencia artificial, pudiendo crear una imagen animada de la mujer.

storytimewithpapajake

Papa Jake vio la fotografía, reprodujo el clip  y pronto su corazón comenzó a latir como la primera vez que vio a su esposa. “¡No lo puedo creer, está viva!”, dice el abuelo en un video que se ha viralizado en TikTok por los usuarios fascinados con la emocionante reacción del anciano.

Lola no solo estaba tan joven y bella como cuando se conocieron, también movía su rostro, pestañeaba y sonreía de una forma tan natural que pareciera que le hubiesen hecho un video con cámaras de estos tiempos. Al principio fue una increíble sorpresa para Papa Jake, luego su corazón invadió sus sentimientos impidiendo que contuviese sus lágrimas.

“Nos casamos hace 75 años y aún la amo” termina diciendo el abuelo. Si bien es una imagen que no sustituye a la verdadera Lola, permitió que Papa Jake pudiese destapar aquellos hermosos recuerdos reales de su mujer y eso es invaluable.

Puede interesarte