Por Mariana Meza
20 enero, 2021

Roger (93) y Sadie (91) llevan 70 años de casados y nunca antes se habían separado. Él fue hospitalizado por una fractura en la cadera y ella fue trasladada a una residencia porque padece demencia.

El amor no conoce obstáculos ni edad y, cuando es verdadero, puede durar para toda la vida o gran parte de ella. Así lo demostró una pareja de ancianos en Inglaterra que se vieron obligados a estar separados durante tres meses debido a la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, y para su suerte, después de los 90 días alejados se volvieron a encontrar para no separarse nunca más. Y todo quedó registrado en un emotivo video.

Familia Bulley

Ellos son Roger Bulley (93) y Sadie (91), llevan más de 70 años casados y su historia de amor es digna de admirar.

En noviembre de 2020 Roger fue hospitalizado en Falmouth, Inglaterra, debido a una fractura en su cadera a causa de un tropiezo en su casa. Por su parte, su esposa Sadie tuvo que ser internada en la residencia de ancianos Caprera en St Austell, Cornwall, debido a que padece demencia senil. En ese momento comenzaría la separación más larga en la historia de su matrimonio. No se podían visitar por las restricciones sanitarias a causa del COVID-19.

Familia Bulley

Durante tres largos meses, Roger estuvo en recuperación luego de ser operado. Tuvo que aprender a caminar otra vez. Sadie continuaba internada en el centro de ancianos.

Su intermediario fue su hijo Dave (67), quien solo podía ver y hablar con su padre a través de una ventana, y se encargó de contarle cómo se encontraba su esposa.

El tiempo pasó y Roger salió del hospital en dirección a la residencia donde estaba su amada. “Cuando mejoró, lo trasladamos al mismo hogar de ancianos que mamá, luego estaba en el comedor en una silla de ruedas y trajeron a mamá”, comentó Dave a Daily Mail.

Había llegado el momento del reencuentro entre Roger y Sadie. Era la primera vez que estaban separados por tanto tiempo y su reacción quedó grabada en un emocional video.

En la secuencia se ve cómo Sadie se acerca caminando con un bastón a su esposo Roger, en silla de ruedas. Se miran y se abrazan, demostrando todo lo que se habían extrañado ese tiempo que para ellos fue eterno. “Fue reconfortante verlos de nuevo juntos”, comentó Dave a Daily Mail.

Puede interesarte