Por Luis Lizama
11 noviembre, 2020

Agosto de 2020 será una fecha que ningún libanés olvidará. El mundo entero fue testigo de la explosión en el puerto de la ciudad, que dejó más de 200 fallecidos y miles de heridos. Este es un reconocimiento para ellos, en su honor.

La ciudad comienza a ponerse de pie. Tras la terrible explosión en el puerto de Beirut, el tiempo y el enorme trabajo de voluntarios ha puesto en marcha la reestructuración de la ciudad. El saldo fue de unas 200 personas fallecidas, casi 7 mil heridos y un pueblo que comienza a levantarse. De la misma forma, se alza este homenaje.

La artista libanesa Hayat Nazer creó una potente escultura desde las cenizas que dejó el estallido. Utilizó varios escombros, para representar el dolor que vivió toda una nación. Va en honor de todos los caídos y quienes sufrieron los estragos de este accidente. La imagen habla por sí sola. 

Hayat Nazer

Al artista local ha concedido una entrevista al medio My Modern Met, donde ha conversado sobre su inspiración y la gran batalla que lidia el país para salir adelante. 

Hayat Nazer

Su obra trata sobre una mujer, que se levanta como el ave fénix, digna y fuerte sobre sus cenizas.

Aunque todo comenzó mucho antes, con la llamada “Revolución Libanesa”, que la inspiró a manifestarse a través del arte. 

“Solía ​​trabajar con las Naciones Unidas, luego dejé mi trabajo para ser artista porque sentí la necesidad, no era el deseo, sino la necesidad, de pintar y hacer arte.

Y quería luchar a través del arte. Y nunca antes había hecho ninguna escultura en mi vida. No sabía cómo hacerlo, pero tenía tantas ganas de hacerlo”.

–comentó la artista a My Modern Met–

Hayat Nazer

Al poco tiempo ocurrió la explosión, que todavía sigue vivo en la memoria de los sobrevivientes y todo el pueblo libanés.

“La explosión ocurrió y detuve todo. Salí a la calle y comencé a traer colchones, carpas, comida, todo lo que pude recolectar para ayudar a las personas afectadas por la explosión. Luego comenzamos a limpiar las casas de la gente y las calles para que la gente pudiera volver a sus casas porque las casas estaban llenas de vidrios rotos, muebles rotos y todo.

Mucha gente se me unió y fuimos a limpiar casas y no quería tirar los escombros. Lo empaqué en bolsas y me lo llevé a mi casa, que también es mi taller”.

–relata Hayat–

Hayat Nazer

Hayat quería que su estructura fuera hermosa, más allá de lo que ven nuestros ojos. En honor a la bella ciudad que es Beirut, representando el dolor y la alegría de renacer. 

Tiene piernas de vidrio roto, alambres como cabello, plásticos como vestido. Es producto de nuestra propia sociedad.

Hayat Nazer

El  éxito de la escultura de Nazer fue tal, que ciudadanos pusieron una bandera libanesa de forma espontánea en sus manos. Es la representación del espíritu de lucha de todo un pueblo.

Hayat Nazer

El avance del tiempo curará las heridas de Beirut y logrará sanar el alma de los afectados. Juntos, es posible salir adelante. 

Así como el ave fénix y la escultura de Hayat, se levantarán.

Puede interesarte