Por Alvaro Valenzuela
10 septiembre, 2015

Se merece toda la ayuda del mundo

Un hombre conocido como el «el hombre de la carretera de San Diego» se ganó el respeto de toda su comunidad luego de 50 años de ser como un ángel de la guarda de la carretera. Desde 1966, Thomas Weller ha pasado sus días al volante de su Ford ’55,  en las autopistas de San Diego, buscando coches rotos o descompuestos para ayudarlos. Cuando Weller encuentra a alguna persona con problemas, por ejemplo alguien que se quedó sin gasolina o que reventó un neumático, se detiene y lo ayuda.

Además, Weller no acepta ningún dinero por sus servicios. En 2011 se vio involucrado en un accidente y su famoso coche «Beulah» no pudo volver a andar. Sin embargo su comunidad le dio una mano:

httpv://youtu.be/4P5sXYwdGBw

La naturaleza generosa de Weller proviene de un accidente en el que se vio involucrado cuando tenía apenas 16 años. Según cuenta él, todo comenzó cuando estaba atrapado en su coche bajo la nieve luego de una fuerte tormenta y un buen samaritano lo salvó sin pedir nada a cambio. Desde ahí en adelante supo cual sería su destino.

Brent Foster, a quién se le ocurrió ayudar a Weller, creó un sitio web (GoFundMe) para recaudar fondos para las reparaciones de «Beulah». Y la comunidad quería tanto al «hombre de la carretera» que en unos pocos meses se reunieron más de 10 mil dólares.

Yo creo en el karma y que las buenas acciones siempre se pagan de vuelta. Este hombre que vivía por su comunidad recibió de vuelta todo el amor que había entregado antes.

Puede interesarte