Por Camilo Morales
12 octubre, 2021

Ese dinero le pertenecía a Carla Maria Geraldino, quien necesitaba el dinero para poder pagar la factura de la luz. “Cuando recuperé el dinero quedé muy sorprendida y agradecida”, dijo ella.

En las calles se pueden encontrar distintos objetos que la gente extravía sin querer, entre ellos prendas de ropa, celulares y documentos importantes. Pero hay ocasiones en que las personas pierden importantes sumas de dinero que no vuelven a ver nunca más. 

A pesar de eso, siempre existen las excepciones. Ese es el caso de Ana Lúcia Eduardo Gomes, una barrendera de 32 años que encontró una factura de luz junto a 35 dólares para poder pagarla, según informó el medio O Globo.

Pixabay

Cualquier otra persona se podría haber quedado con este dinero, pero Ana no quiso. Esperó hasta decidir qué hacía para poder devolver el dinero.

Luego de desechar la idea de publicar la factura en redes sociales, al día siguiente apareció una mujer preguntando por un monto de dinero que se había perdido en la calle. Ahí Ana sospechó que podía tratarse de la dueña de los 35 dólares. 

Pixabay

Le pedí que me confirmara el monto y el nombre de titular de la factura. Me aseguré de que era la persona adecuada y le devolví el dinero. Ella saltó de alegría“, contó la barrendera.

Y es que Ana nunca pensó en quedarse con el dinero y sabía que lo iba a devolver como fuera. Según explicó “tenemos que pensar en el próximo. También podría ser madre como yo, teniendo que pagar el alquilar. Y como las cosas son muy caras, este dinero puede ser muy importante en su vida“.

Carla Maria Geraldino

El dinero le pertenecía a Carla Maria Geraldino, una vendedora de 35 años que pretendía pagar las cuentas de la luz luego de ir a dejar a su hija de 5 años a la escuela. Sin embargo, de un momento para otro el dinero ya no estaba.

Cuando notó que se le había extraviado se desesperó tanto que de inmediato lo publicó en redes sociales, pero no hubo ningún tipo de respuesta. El dinero nisiquiera era suyo, sino que se lo había prestado su hermano. 

Carla Maria Geraldino

Pensé que ya no recibiría la factura y mucho menos el valor. Cuando recuperé el dinero quedé muy sorprendida y agradecida“, agregó Carla.

Puede interesarte