Por Constanza Suárez
26 octubre, 2020

Actualmente Logan tiene 4 años, pero cuando nació pensaron que no sobreviviría. “Él lo mira(al muñeco) y le decimos que así solía ser, ¡pero no sé si todavía entiende ese concepto!”, dice su mamá.

Una pareja celebra cada año a su propio pequeño Superman: su hijo nació prematuro y tan pequeño como un muñeco de acción del superhéroe. Afortunadamente se recuperó y creció como un niño fuerte y sano. 

Logan Ray nació a las 23 semanas de gestación, que es solo una semana antes del límite de aborto, pesando menos de un kilogramo y de la misma longitud que la diminuta figura de Superman de 30 centímetros que su padre le había comprado cuando nació. Tanto los médicos como los padres temían lo peor.

Valerie Ray

Sin embargo, mostrando la fuerza de su primer juguete, el pequeño Logan finalmente pudo irse a casa después de 105 días en el hospital. Ahora, a los cuatro años, su madre le toma una foto todos los años junto a la figura de acción para celebrar lo lejos que ha llegado.

“Él mismo es un pequeño superhéroe. Incluso cuando pesaba apenas una libra y media. Lo llamaba mi pequeño ‘chico duro’.El médico me miraba y decía ‘veremos cómo le va’ y yo seguía diciendo ‘¡es un tipo duro!’”, dijo su mamá Valerie Ray , según consignó LadBible

Valerie Ray

Los padres decidieron comprar la figura de acción después de que el personal del hospital sugiriera que deberían tener algo con lo que compararlo en cuanto a tamaño.

“Le dije a (Rob) que eligiera algo que él pensara que sería apropiado, como una muñeca, que pudiéramos desinfectar y poner dentro de la incubadora. Me llamó y me dijo ¿qué pasa con un Superman? ¡Pensé que era perfecto!”, contó la mamá. 

El parto prematuro ocurrió después de que se descubrió que la nueva mamá tenía un cuello uterino incompetente, una condición médica en la que el cuello uterino se acorta y se abre prematuramente, lo que a menudo provoca que las mujeres aborten.

Valerie Ray

Aunque los médicos intentaron volver a coserlo, la cirugía no tuvo éxito y se les dijo a los futuros padres que se prepararan para lo peor.

“Los médicos básicamente nos dijeron a Rob y a mí que nos iban a enviar a casa para que abortáramos. Tanto Rob como yo miramos al médico y dijimos ‘no iremos a ningún lado, ya sea que lo tengamos mañana o lo tengamos dentro de cuatro meses, nos quedaremos en el hospital”, señaló Val. La futura mamá tuvo que permanecer en una cama durante 20 días, con la cabeza más baja que los pies en todo momento.

Valerie Ray

20 días después y después de 32 horas de trabajo de parto, finalmente dio a luz al pequeño Logan el 25 de julio de 2016. Lo llevaron de urgencia a la sala de la UCIN y lo ventilaron rápidamente.

Logan tenía dos hemorragias cerebrales y dos agujeros en el corazón como una hernia inguinal e infección del tracto urinario. Con solo cinco semanas de edad, lo llevaron al Randall Children’s Hospital en Portland, Oregon, Estados Unidos. En caso de que necesitara diálisis, afortunadamente no fue así.

Valerie Ray

“Había un miedo real de perderlo en ese momento. Realmente pensamos que no tenía muchas posibilidades de salir adelante”, confesó su padre Rob en una entrevista. 

Sin embargo, ese no fue el final de su batalla. A las 11 semanas, el pequeño Logan se sometió a una cirugía ocular con láser para corregir su retinopatía del prematuro que podría haberlo dejado ciego. Sin embargo, finalmente se fue a casa después de 105 días y cuatro años después, está sano y feliz, y todavía tiene a su compañero de Superman.

Valerie Ray

“Él lo mira y le decimos que así es de grande que solía ser, ¡pero no sé si todavía entiende ese concepto!”, dice Val.

Puede interesarte