Por Felipe Costa
7 abril, 2021

Uno de sus padres adoptivos lo encontró en las escaleras del metro de Nueva York, abandonado, envuelto en un trapo y con el cordón umbilical aún en su cuerpo. Kevin hoy tiene 20 años.

Estamos en el año 2021 y a estas alturas, aún existen personas que dudan sobre la capacidad de que una familia homoparental sea lo suficientemente buena como para criar a un niño. En Upsocl te hemos contado muchas historias recientes, pero ya en el año 2000, existían este tipo de conformaciones familiares, como es el caso de Danny y Pete, dos padres de un chico al que encontraron en una estación de metro cuando había nacido y tomaron la decisión de adoptarlo.

Pete Mercurio

1. Kevin yacía en las escaleras de una estación de metro en la agitada ciudad de Nueva York. Cubierto solo con un trapo y aún con el cordón umbilical, fue encontrado por Danny Stewarta sus 34 años, cuando iba de camino a casa de su novio Pete Mercurio.

Pete Mercurio

2. Pete llegó a la estación una media hora más tarde, luego que Danny usara un teléfono público para contarle. Los policías se llevaban al bebé y camino a casa Pete le dijo a su novio que aquel niño, de cierta manera tendrá un vínculo eterno con él y algún día quizás lo busque cuando se entere quién fue el hombre que lo salvó en el metro.

Pete Mercurio

3. Días después, Danny fue citado a un tribunal de familia en calidad de testigo, pero la jueza le tenía planeada una propuesta. Luego de escuchar el testimonio del hombre de 34 años, le ofreció que adoptara al niño, algo a lo cual no estaba preparado, pero contesto que sí.

Pete Mercurio

4. Aquella decisión fue un antes y un después en la pareja, la cual tuvo más de una discusión acalorada. Danny estaba convencido de que quería al bebé, mientras que Pete aún se imaginaba una vida de a dos, sin tantas complicaciones y con mayores libertades.

Pete Mercurio

5. Un día Pete acompañó a su novio a ver al pequeño en el hogar temporal y en el momento en el que Kevin agarró el dedo del hombre con su manito, cambió su idea completamente y ya se visualizaba como un padre.

Pete Mercurio

6. Al iniciar el proceso de adopción pensaron en un nombre y fue a Danny a quien se le ocurrió ponerle Kevin. Cuando llamó a su madre para contarle, ella se puso a llorar, porque Kevin era el nombre del primer hijo que dio a luz y murió en el parto, “era cosa del destino”.

Pete Mercurio

7. El chico fue creciendo, rodeado de amor y tuvo una infancia bastante normal. Sus padres en algún momento pensaron que sufriría de acoso a causa de ellos, pero Kevin siempre se ha mantenido orgulloso de quienes lo adoptaron, hasta el día de hoy.

Pete Mercurio

8. Danny y Pete prometieron ser padres presentes y con disciplina, de forma que crearan sus propias costumbres familiares. Los tres son amantes del Béisbol, de viajar y subir montañas.

Pete Mercurio

9. A los 11 años, Kevin escuchó la noticia de que en Nueva York, las parejas del mismo sexo podían casarse legalmente e incentivó a sus padres a hacerlo. Ellos ya eran un matrimonio, pero siempre habían soñado con una ceremonia así.

Pete Mercurio

10. Se contactaron el tribunal de familia y pidieron contactarse con la jueza que en el 2000 cedió la oportunidad a Danny de adoptar a Kevin, como una forma de cerrar un círculo que no se habría creado sin su ayuda.

Pete Mercurio

11. Ella no solo accedió sino que estuvo encantada. Aquél caso jamás se le olvidó y realizar los honores de la boda fue todo un orgullo que reafirmaba su decisión de haber dejado al bebé en buenas manos.

Pete Mercurio

12. Hoy, Kevin tiene 20 años y es todo un estudiante universitario en la carrera de Matemáticas e Informática, le encantan las computadoras, pero la otra mitad de su vida está junto a la naturaleza.

Pete Mercurio

13. Desde pequeño sus padres lo incentivaron a tener una vida sana y aunque disfruta de la vida como cualquier adolescente, pasando una noche viendo películas, su sentido de la aventura jamás lo ha perdido.

Pete Mercurio

14. Pete y Danny dicen no poder pensar en una vida diferente a la que tienen ahora y no la cambiarían por nada, ni por aquel futuro que pensaron alguna vez sería solo de ellos dos.

Pete Mercurio

A Kevin le salvaron la vida dándole un hogar digno, pero sin darse cuenta, aquél bebé le cambió la vida a dos personas de una manera inimaginable. El chico va creciendo y así mismo el cariño de que se tienen, demostrando que para amar no hay barreras cuando es real.

Puede interesarte