Por Cristofer García
14 octubre, 2020

Al tratarse de un recién nacido prematuro, necesitaba cuidados especiales. En el pecho de su padre encontró la mejor forma para regular su temperatura.

Los padres lo hacen todo por sus hijos, aún más cuando los pequeños necesitan el apoyo de urgencia. De esta manera lo hace esta padre ejemplar, el cual, a pocos minutos de haber nacido su hijo, lo cuidó en su pecho para darle el calor que necesitaba.

Según se puede apreciar en fotografías que se han vuelto viral de este padre recientemente, pareciera ser que el chiquillo necesita de cuidados especiales y equipos para poder respirar, mientras descansa en el pecho de su padre, practicando el llamado método canguro.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Aunque se desconoce la información oficial de este caso, de acuerdo a publicaciones en redes sociales y medios de comunicación (sobre todo de Nigeria), se trataría del nacimiento de un niño prematuro que necesitaba en ese momento atención especial, para superar los primeros días de vida.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Según la cuenta en la red social Twitter @MedicalFactsHub, “este bebé prematuro se coloca en el pecho del padre inmediatamente después del nacimiento, porque su pecho regula la temperatura del bebé mejor que una incubadora”.

Por lo cual, junto a su papá sería el lugar indicado para un recién nacido con estas características. Mientras, se presume que la madre del pequeño se estaría aún recuperando del proceso de cesárea a la que tuvo que ser sometida para que naciera su chiquillo.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Aunque en ese momento quizás la familia vivió momentos de tensión, del bebé pudo recuperarse y desarrollarse de manera correcta. Así se pudo apreciar en otra fotografía de esta tierna familia, que también se ha vuelto popular en el mundo del internet recientemente.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

El cambio del pequeño ha sido impresionante. Después de verse con muy poco peso y delicado, a horas de nacer, ya más grande es un niño sano el cual puede seguir su proceso de crecimiento sin ningún obstáculo. Ahí estará su padre para acompañarlo.

Puede interesarte