Por Diego Aspillaga
21 noviembre, 2019

Un oficial boliviano comprobó que existen los milagros al notar que el libro que llevaba en el bolsillo de su camisa detuvo una bala de 9mm que iba directo a su corazón.

El policía estaba junto a sus compañeros intentando restaurar el orden en el municipio de Yacapaní, en Bolivia, luego de las protestas por la inesperada renuncia del presidente Evo Morales.

Pixabay

Sintió un impacto en el pecho y cayó al suelo. Asustado, vio como su chaleco antibalas tenía un hoyo en el pecho. Pero no había sangre. Al sacarse la protección vio atónito como un pequeño libro había detenido el disparo.

No lo podía creer, su fe fue lo único que le salvó la vida ese día.

Pixabay

Cuando el equipo policial llegó al lugar, se encontraron con una turba de manifestantes que los recibieron con disparos y bombas lacrimógenas robadas.

Según confirmó a los medios de comunicación locales tras el incidente el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Bolivia, Oscar Gutiérrez, el oficial resultó ileso luego de recibir un disparo que atravesó su chaleco antibalas.

La bala, de 9 mm, iba directo a su corazón cuando fue detenida en seco por una biblia que el policía llevaba en el bolsillo de su camisa.

Felcc

«Todo sucedió esta mañana (14 de noviembre) cuando los policías ingresaban a Yapacaní y fueron recibidos a balazos y con gases. El oficial salvó su vida de milagro gracias a la Biblia que lleva siempre”, dijo Gutiérrez. 

El director de la Felcc agregó que el uniformado fue trasladado desde Yapacaní hasta la ciudad de Santa Cruz para recibir atención y posteriormente continuará ofreciendo sus servicios para intentar calmar las protestas en Bolivia.

Pixabay

Desgraciadamente, se reportó que durante el enfrentamiento al menos dos personas perdieron la vida y otras dos resultaron heridas. Gracia a Dios, literalmente, el protagonista de esta historia no forma parte de esta estadística.

Puede interesarte