Por Cristofer García
19 noviembre, 2021

“Saber que hay niños, que son los adultos del futuro, que se inspiran en nuestro trabajo, nos asegura que vamos por el buen camino, que nuestro servicio es fundamental para todos. Es genial tener el trabajo de salvar vida”, dijo comandante del Cuerpo de Bomberos de Itajubá, en Brasil.

Los funcionarios de Bomberos son sumamente importantes en la sociedad, porque su labor salva vidas y protege los hogares de graves daños provocados por incendios. Sin embargo, estos profesionales a veces hacen mucho más para aportar a su comunidad.

Estos especialistas pueden dejar sus puestos por un momento para sacarle una sonrisa a un niño de su localidad, tal como ocurrió con el pequeño Fernando Kelvin de Morais Ribeiro, residente de la ciudad de Itajubá, en Brasil.

G1

Y es que, en conjunto con la Guardia Municipal, el Cuerpo de Bomberos de esta zona cumplió el sueño de Fernando, quien solo deseaba una tarta para la celebración de su cumpleaños 11. Al conocer su caso, los rescatistas se aparecieron en su humilde hogar con todo lo necesario para armar una gran fiesta, tal como la merecía.

Según reseñó G1, este chiquillo no solo deseaba un festejo sino que quería la presencia de los apagafuegos, quienes asistieron sin ninguna duda. Quien organizó toda esta sorpresa fue el comandante de la Guardia Municipal de la ciudad, Adilson José Souza Silva, quien conoció a la familia en septiembre a través de redes sociales cuando pedían ayuda por falta de alimentos. Desde ese momento planificaron el cumpleaños.

G1

“Ella me reveló que su sueño era tener una fiesta de cumpleaños, pero que ella no podía dársela y que su cumpleaños era el 11 de noviembre. Con eso, dejé la fecha programada aquí y seguí esperando. Me organicé, conseguí un pastel, un regalo y me puse en contacto con el comandante del Cuerpo de Bomberos, quien se ofreció a ayudarme y enviar un cuerpo de bomberos al lugar”, contó Souza Silva.

“Estaba muy conmovido por todo, con la tarta, el obsequio, la presencia del Cuerpo de Bomberos. No tenía ninguna posibilidad de que sucediera algo en su cumpleaños. Su madre también me dijo que estaba triste por no poder darle una pequeña fiesta, pero gracias a Dios podemos hacerlo para que tenga un cumpleaños inolvidable”, añadió.

G1

Solo la madre conocía la sorpresa, por lo cual el resto de los familiares, incluyendo Fernando, quedaron conmovidos. Incluso llevaron regalos para el hermano del cumpleañero. Los bomberos también están satisfechos por haber cumplido con esta celebración.

G1

“Saber que hay niños, que son los adultos del futuro, que se inspiran en nuestro trabajo, nos asegura que vamos por el buen camino, que nuestro servicio es fundamental para todos. Es genial tener el trabajo de salvar vidas. Que sigamos inspirando a más niños como Fernando”, expresó el comandante del Cuerpo de Bomberos de Itajubá, Marco Antonio de Oliveira Neto.

Puede interesarte